Jason Silva
El filósofo venezolano Jason Silva es el presentador de 'Brain Games'. NGC

Ejercicios de agudeza visual, creatividades sonoras, situaciones complejas... son algunos de los retos que se usan en Brain Games. La divertida serie documental de National Geographic Channel (todos los días a las 20h) quiere persuadir y estimular nuestro cerebro y demostrarnos todo lo que podríamos hacer si realmente lo usáramos al cien por cien. Al frente del programa está Jason Silva, verdadero gurú de la materia gris.

¿Cuál es el reto más ambicioso al que ha expuesto su mente?
Trabajé durante cuatro años como presentador para el canal de televisión de Al Gore, pero decidí irme para crear mis propios contenidos en Internet. Me aventuré a perseguir mi pasión y mi arte aunque me supusiera un riesgo porque monetizar contenido a través de la red también es muy complicado.

Nuestro cerebro es único en el reino animal porque tenemos la capacidad de imaginar ¿Valió la pena?
Sí, sí porque los vídeos empezaron a circular por Internet y desde entonces me llaman para dar charlas por todo el mundo sobre el futuro y la tecnología.

Parece que se ha convertido en un gurú.
Hay gente que se pone en contacto conmigo y me hace preguntas como si yo fuera un gurú:' ¿Cuál es el sentido de la vida?, ¿para qué estamos aquí? o ¿qué hago con mi vida?'... Yo no tengo todas las respuestas, pero sí tengo buenas preguntas y estoy explorando todo esto a través de mi arte.

La tecnología nos ha vuelto telepáticos: puedo mandar al momento mis pensamientos a otras cabezas que están en otra parte del mundo Si usásemos el cerebro al cien por cien, ¿qué es lo que se podría hacer?
Cuando vemos a un ser humano sobreponerse en cualquier habilidad como la música, el arte, la ciencia... te das cuenta de lo que somos capaces. Con el entrenamiento adecuado podemos ir hasta a la luna. No hay nada que nuestras cabezas no puedan lograr. Nuestro cerebro es único en el reino animal porque tenemos la capacidad de imaginar: no sólo nos valemos de nuestros sentidos sino que hacemos un remix con lo que vemos y perseguimos. Así, albergamos nuevas posibilidades con las que reorganizar el mundo.

Brain Games no sólo va dirigido a los nerds ¿no?
¡No! Espero que muchas chicas bonitas también lo vean (risas). Tenemos una audiencia muy amplia que va desde gente joven a personas mayores que lo ven con sus hijos.

¿Qué ha aprendido gracias al programa?
Pues que nuestra percepción de la realidad es representativa. La gente piensa erróneamente que el cerebro percibe directamente el mundo exterior. Realmente, lo que tiene son instrumentos para medir señales que entran y son traducidas e interpretadas. Darte cuenta de que eres cocreador de tu realidad es increíble porque te conviertes en el autor de tu propia vida.

¿Es cierto que el cerebro trabaja más cuando una persona miente?
¡Por supuesto! Estás inventando cosas de manera activa y comunicándolo. Eso es doble trabajo.

Me llaman para dar charlas por todo el mundo sobre el futuro y la tecnología ¿Cómo pone usted a prueba su cerebro?
Con películas de terror (risas). La amígdala es la parte del cerebro que siempre reacciona en situaciones de peligro, pero el ser humano es tan inteligente que es capaz de usar esa capacidad de manera divertida. Cuando ves una película de miedo o haces paracaidismo estás poniendo en marcha tu amígdala para generar adrenalina pero en un contexto en el que sabes que no te va a pasar nada.

Ahora que conoce tantos trucos, ¿cómo se puede llamar la atención de la mente de Jason Silva?
Con las experiencias estéticas: cine, música, arte... la belleza me conmueve.

¿Cree que los avances tecnológicos han contribuido en cierta forma a que pensemos menos?
No, pienso que amplifican nuestras capacidades tanto en sentido positivo como negativo. Nos facilita ciertas cosas como trascender los límites de la distancia. A través de la tecnología nos hemos convertido en telepáticos: puedo mandarle instantáneamente mis pensamientos a otras cabezas que están en otra parte del mundo. Pero siempre habrá personas que no lo usen de manera productiva, pero eso no es culpa de la herramienta sino del individuo.

Estoy a favor de legalizar la marihuana. Depende de cómo la uses:son tecnologías orgánicas ¿Qué aspectos le gustaría tratar en la segunda temporada del programa?
El sexo. Nuestra capacidad creativa nos permite seducir para propagar las ideas. Quizás hace cien mil años la capacidad oratoria de un político de éxito como Barack Obama habría servido para hacer el amor con todas las mujeres de la tribu. Pero hoy en día esa capacidad de seducción hace que nosotros votemos por él y eso viene a ser el equivalente de que haya practicado sexo con nuestra mente. Son las capacidades oratorias diseñadas por el cerebro para que nosotros seamos exitosos en reproducirnos sexualmente. Otro aspecto en el que me gustaría profundizar son los estados alterados de conciencia. ¡Me fascina! El ser humano lleva usando químicos psicodélicos para alterar la conciencia desde más de diez mil años. Las pinturas rupestres se hicieron bajo los efectos de alucinógenos.

Un tema bastante candente por el debate existente sobre la legalización o no de la marihuana.
Estoy a favor de su legalización. Además, es bastente menos tóxica que el alcohol. Todo depende de cómo lo uses: son tecnologías orgánicas. En Estados Unidos ya no existe ese temor que había en los años 60 y se está empezando a investigar para poderlos usar de manera controlada. Si exploramos el espacio exterior, ¿por qué no hacerlo también con el interior?