El mes de agosto en Cantabria fue "seco" y "térmicamente normal", con 37,3 ºC en Tama como temperatura máxima

El pasado agosto en Cantabria fue "seco", e incluso "muy seco" en el interior de la región, en zonas como Campoo, Cabuérniga, Valderredible y Liébana, y "térmicamente normal", con los 37,3 grados que se alcanzaron el día 4, en Tama (Cillorigo de Liébana) como temperatura más alta del mes, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Playa del Ris, en Noja (Cantabria)
Playa del Ris, en Noja (Cantabria)
AYTO NOJA

El pasado agosto en Cantabria fue "seco", e incluso "muy seco" en el interior de la región, en zonas como Campoo, Cabuérniga, Valderredible y Liébana, y "térmicamente normal", con los 37,3 grados que se alcanzaron el día 4, en Tama (Cillorigo de Liébana) como temperatura más alta del mes, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según los datos aportados por la Agencia, la temperatura más baja que se alcanzó fue los 2,2 grados el pasado 31 de agosto en Nestares (Campoo de Enmedio) y las mayores precipitaciones diarias cayeron el 23 en Altamira, con 17,4 mm (1/m2).

En cuanto al viento, la racha máxima se alcanzó el 1 en Tresviso, con 64 kilómetros/hora.

Descripción del mes

Según la AEMET en una nota de prensa, agosto comenzó con temperaturas altas en las comarcas del Sur de la región y en los valles interiores de la vertiente cantábrica, con registros de más de 30 grados centígrados en muchos puntos.

En los días siguientes, se produjeron chubascos o tormentas prácticamente por toda la región, aunque con cantidades recogidas "muy modestas".

La Agencia ha explicado que durante la segunda decena del mes se mantuvo una situación anticiclónica típicamente veraniega con escasa nubosidad, interrumpida por el paso de frentes poco activos, que dejaron menos de 10 l/m2.

El último tercio del mes comenzó con cielo despejado, viento de nordeste en el litoral, y una subida de las temperaturas máximas en el interior de la región que las llevó por encima de los 35º C en comarcas del sur y del interior.

Sin embargo, en Valderredible y Campoo contrastaron notablemente estos valores con temperaturas mínimas que no alcanzaron los 8º C.

La llegada de un frente atlántico entre los días 23 y 25, dejó precipitaciones apreciables (32,8 l/m2 en Altamira en todo el episodio).

La inestabilidad que se mantuvo después en capas altas, responsable de las tormentas del 28, aportó otra parte de la "escasa" precipitación recogida, según la AEMET, en todo el mes.

La situación sinóptica ha estado dominada por la presencia del anticiclón atlántico, centrado al norte de las islas Azores al principio, y desplazándose hacia las Islas Británicas después.

De forma transitoria, el desarrollo de la depresión térmica peninsular en los primeros días del mes y la proximidad de alguna borrasca atlántica, ha modificado el régimen de altas presiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento