Pasarela Barcelona
Una modelo durante un desfile de moda en Barcelona. ARCHIVO

La tercera edición de la Pasarela Barcelona se inaugurará el próximo martes en el Barcelona Teatre Musical envuelta en un mar de dudas sobre su futuro y con una crisis interna por la renuncia de su presidente Josep Maria Donat a seguir al frente de ella porque "requiere muchas horas de trabajo y no sería justo que no le dedicara lo que se merece".

La Generalitat ha reducido a la mitad la subvención que este año será de 1.250.000 euros frente a los 2.412.000 euros que recibió el año pasado del Gobierno catalán.

El secretario del departamento de Comercio y Turismo, Emili Valdero, declinó confirmar que ésta será la última aportación de dinero público que reciba este salón de moda.

No se pesará a las modelos

El certamen no utilizará los criterios médicos objetivos que utiliza Cibeles pero no permitirá desfilar a modelos con anorexia

En la selección de las modelos para Pasarela Barcelona no se utilizarán los criterios médicos objetivos que sirven de baremos en las pasarelas Cibeles en Madrid o la de Valencia.

Bastará con la impresión personal del director del certamen, Josep Maria Donat: "las agencias ya han aprendido la lección pero de todas formas yo seguiré las pruebas de las modelos personalmente. Si hay alguna modelo con anorexia no dejaremos que desfile".

Modelos con pedigrí

La Pasarela Barcelona levantará el telón el martes a las 11 de la mañana con la firma TCN que trae como artista invitada a la joven Lily Collins, hija del cantante Phil Collins, según informa ABC.

La joven de 18 años no tiene altura de modelo de pasarela (1,65 metros) pero lo compensa con su cara angelical y su melena.

Otro rostro popular, Manuel Díaz 'El Cordobés', desfilará el martes para Konrad Muhr en la cúpula del Cine Colisium.

Nuevo escenario

La Pasarela Barcelona cambiará una vez más de escenario y se celebrará en el Barcelona Teatre Musical, el antiguo Palau dels Esports de Barcelona. El certamen no ha repetido sede en ninguna de las dos ediciones anteriores.

Los diseñadores no querían repetir en el Palau Sant Jordi porque está demasiado lejos del centro de la ciudad.