El pleno de la Asamblea aprobó hoy, con la abstención del PSOE y los votos en contra de IU, una proposición no de ley del PP que pide al Gobierno que "vuelva al espíritu y la letra del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo", tras un debate en el que populares y socialistas se acusaron mutuamente de "miserables".

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, que intervino en el debate por sorpresa, atribuyó la "confusión notabilísima" en torno a las dos manifestaciones del sábado a la "indefinición" de la política antiterrorista de Rodríguez Zapatero y dijo que espera que éste "convoque" una manifestación a la que puedan asistir "todos" después de su comparecencia el lunes en el Congreso.

En su intervención, Aguirre aseveró que, tras el atentado del pasado 30 de diciembre, "cualquier estrategia que se aparte del pacto antiterrorista y de la ley de partidos está abocada al fracaso" y que "cualquier intento de retomar el diálogo y la negociación supondría de hecho la rendición del Estado de Derecho ante ETA".