Un farmacéutico chino de la provincia oriental de Shandong permaneció dos horas en coma en un hospital tras haber tomado de golpe 20 pastillas de Viagra, un medicamento indicado para tratar la disfunción eréctil.

Según publica el diario China Daily, Chen, como se apellida el propietario de la farmacia, compró las pastillas en Hong Kong como un encargo especial para uno de sus clientes.

Comenzó a sentirse mareado y se le hinchó todo el cuerpo

Sin embargo, dicho cliente nunca se presentó en la botica para recoger las pastillas, por lo que Chen, sin leerse el prospecto según el diario, decidió tomárselas todas en sólo una dosis.

Poco después de la ingesta comenzó a sentirse mareado, se le hinchó todo el cuerpo y decidió acudir al hospital, donde entró en coma, del que salió dos horas después.

La Viagra es un popular medicamento en China, donde Pfizer, la empresa productora de estas pastillas, que mantiene una batalla legal en el gigante asiático para proteger sus derechos, ganó el año pasado un caso contra una farmacéutica china que las imitaba bajo el nombre de "weige".

Enlaces