"El Partido Popular solicita formalmente la desconvocatoria de las manifestaciones previstas para el próximo sábado 13 de enero.

La ambigüedad y falta de liderazgo del presidente del Gobierno, y la ausencia de una política clara en materia de terrorismo han generado una situación de división y desconcierto en la sociedad. Existe una confusión generalizada, que se ha trasladado al ámbito de las manifestaciones convocadas para este sábado. Se han generado polémicas en torno a los lemas y a los contenidos de los manifiestos, lo que ha llevado tanto a colectivos que se habían sumado a las marchas como a algunos de los propios grupos convocantes a desvincularse de las mismas.

La prioridad en este momento es fijar una política clara encaminada a la derrota definitiva de ETA. Como es conocido, el PP propone que esa política sea la acordada en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, que excluye el diálogo y la negociación con los terroristas, y que ha sido el instrumento más eficaz contra ETA y el que más respaldo social y parlamentario ha concitado. Ninguna de las manifestaciones convocadas para este sábado recoge con claridad estos principios.

Fijar una política clara para la derrota de ETA es imprescindible a la hora de saber qué se está respaldando en una manifestación, para definir un lema y un manifiesto coherentes y para acabar con este lamentable espectáculo de confusión y división cuyo responsable es el presidente del Gobierno".