Czechoslovakia. Slovakia. Michalovce, 1966
Foto del checo Josef Koudelka incluida en la exposición de Magnum © Josef Koudelka/Magnum Photos

Cuando cinco fotoperiodistas, entre ellos dos luminarias, Henri Cartier-Bresson y Robert Capa, decidieron montar en 1947 la primera agencia gestionada directamente por los reporteros para asegurar que la libertad creativa no sufriese las cortapisas o mediatizaciones de las empresas editoras, algunos pensaron que el proyecto era un mero ejercicio de idealismo que sería demolido por la cruda realidad estratificada del mercado de la información. Para sorpresa de los escépticos, la idea fructificó y 66 años después Magnum Photos se mantiene en activo.

La prodigiosa trayectoria de la agencia, diseñada en principio siguiendo el modelo mercantil de las cooperativas, la ha convertido en un sinónimo de calidad, independencia y riesgo. Bajo el paraguas protector de Magnum —nombre, por cierto, que procede del tipo de botella de champán que bebían los fundadores en cada reunión— han trabajado más de un centenar de fotoperiodistas. Pese a que la nómina contiene a los mejores y más creativos reporteros del siglo XX —sólo un miembro de España ha entrado en el club, Cristina García Rodero—, los nombres son poco pertinentes: cuando se dice que una foto es de Magnum queda implícita la alta calidad y la excelencia.

La "revolución de la fotografía en la cultura"

La exposición Radical Transformation: Magnum Photos into the Digital Age (Transformación radical: Magnum Photos en la era digital) incide en la idea de que estamos hablando de "reporteros poetas" que han producido, sin perder en el intento calidad lírica o capacidad de sugestión, algunas de las imágenes más memorables del siglo XX, "dando forma a la historia y protagonizando la revolución de la influencia de la fotografía en la cultura moderna". La muestra, organizada por el Harry Ramson Center de la Universidad de Texas (Austin, EE UU), quizá la institución académica con más prestigio del mundo en el campo de la fotografía, puede verse entre el 10 de septiembre y el 5 de enero de 2014.

La muestra, una de las más importantes dedicadas a la agencia en las últimas décadas, exhibe 316 imágenes originales y una gran cantidad de material de contexto: desde hojas de contactos y material de trabajo de los fotógrafos hasta aplicaciones para smarthpones, pasando por audiovisuales, libros, documentos, libros, vídeos, revistas, películas...

Explorar nuevas relaciones entre los fotógrafos, sus sujetos y espectadores La intención de los organizadores, como queda claro en el lema, es demostrar cómo se ha enfrentado la empresa el "nuevo entorno" derivado de las tecnologías recientes y analizar la evolución de Magnum "desde el fotoperiodismo impreso hasta la era digital, revelando una cooperación en continuo flujo que ha llevado a la agencia a explorar constantemente nuevas relaciones entre los fotógrafos, sus sujetos y espectadores".

Vendidas a un magnate de la informática

Para montar la profusa antología el Harry Ranson Center ha exprimido el archivo de 200.000 originales de Magnum depositados en la institución en 2009 tras ser comprados por una cantidad no revelada pero desde luego millonaria por el magnate Michael S. Dell —CEO de la empresa de ordenadores Dell—. Aunque la agencia se quedó con la propiedad intelectual y los derechos de explotación de las fotografías, las copias fueron entregadas por su nuevo propietario al archivo texano y aseguradas por 100 millones de dólares, unos 76 millones de euros.

Fotógrafos de Magnum recorren los EE UU y publican las fotos de inmediato en un microblog Nacida yconsolidada en la época dorada de las publicaciones gráficas que eran sus principales clientes —sobre todo Life, Look y Paris Match—, Magnum ha intentado en la última década adaptarse a la quiebra o decadencia de todas las grandes cabeceras y desarrollar nuevas formas de distribución y consumo de imágenes. La división Magnum in Motion desarrolla contenidos audiovisuales y la empresa ha acometido proyectos basados en la inmediatez instantánea de las redes sociales, por ejemplo Postcards from America, en el que un grupo de reporteros recorre los EE UU y publica las fotos en un microblog.

En Radical Transformation: Magnum Photos into the Digital Age pueden verse imágenes históricas de gran parte del elenco de reporteros que han convertido a la cooperativa en un paradigma de honestidad periodística —desde Capa y Cartier-Bresson a Koudelka, Erwittt y Davidson por citar sólo a unos pocos—. No podemos mostrar más que las fotos adjuntas a esta información, porque Magnum, como es norma en su política de mano de hierro y nulo interés por la promoción, fija en tres el número máximo de fotos para los medios de comunicación. Si quieres publicar más, aunque se trate de una pieza que vende la indudable maestría de la agencia, debes pagar.