'The Unknown Known', un "retrato devastador" de Donald Rumsfeld en la Mostra

  • El cineasta Errol Morris estrena en el festival de cine de Venecia un documental sobre el ex secretario de Defensa de EE UU.
  • Con el único testimonio de Rumsfeld, se basa en algunos de los más de 20.000 memorandos que redactó durante su periodo con Bush.
  • "Obama se oponía a muchas de las cosas que hizo Bush, pero aún están ahí", dice Rumsfeld en el filme.
El ex secretario de defensa estadounidense Donald Rumsfeld.
El ex secretario de defensa estadounidense Donald Rumsfeld.
EFE/ARCHIVO

El director Errol Morris ha presentado este miércoles en la Mostra de Venecia su documental The Unknown Known, un "retrato devastador", según sus palabras, del ex secretario de Defensa de EE.UU. Donald Rumsfeld. El cineasta, que asegura que el exdirigente siempre "se perdía" en el mundo de las palabras, grabó 33 horas de entrevistas con él.

Rumsfeld aparece en el filme satisfecho del trabajo realizado y no para de defender y justificar las decisiones que tomó el Gobierno de Bush en materia de Defensa, desde el asesinato de Sadam Hussein —"nosotros no asesinamos a líderes de otros países. Fue un acto de guerra", afirma rotundo— a la ausencia de torturas con agua en la base de Guantánamo (Cuba).

Asimismo, explica que Barack Obama ha dado validez a muchas de las medidas aprobadas por Bush, como la ley antiterrorista de 2001, conocida como "Patriot Act", al no derogarlas. "Obama se oponía a muchas de las cosas que hizo Bush, pero aún están ahí", afirma en una de las entrevistas que concedió a Morris en Boston y en once días distintos.

A lo largo de las entrevistas, Rumsfeld cae en numerosas contradicciones y realiza afirmaciones que son incluso confusas, en opinión de Morris, que prefirió centrarse en las declaraciones del protagonista de la historia para que fuera él quien se retratara a sí mismo, sin realizar críticas directas ni usar testimonios en contra.

Y utiliza en varias ocasiones imágenes de las ruedas de prensa que Rumsfeld daba y en las que se reía abiertamente de los periodistas contestando con los juegos de palabras que tanto le gustan. Con el único testimonio de Rumsfeld, el realizador se basa en algunos de los más de 20.000 memorandos que el exsecretario de Estado redactó durante su periodo con Bush para mostrar su papel en las guerras de Irak y Afganistán o en el desarrollo de la política antiterrorista de su país.

"Pearl Harbour fue un fallo de inteligencia", afirma Rumsfeld para justificar todo lo que su país hizo para capturar a los responsables de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y para tratar de evitar que algo así se volviera a repetir, lo que, asegura, pasaba necesariamente por cambiar el equilibrio de fuerzas en Oriente Medio.

Torturas a presos y ataque a Irak

Así, sobre las torturas a algunos presos acusados de pertenecer a Al Qaeda, se limita a señalar que fueron aprobadas por él cuidadosamente y que ninguna era excesiva. Incluso se muestra un documento en el que escribió de su puño y letra que él solía estar muchas más horas de pie que las seis que como máximo se estableció para los presos durante los interrogatorios.

Justifica todas estas medidas y el ataque a Irak con otro de sus juegos de palabras: "La ausencia de pruebas no es la prueba de esa ausencia". Y recuerda sonriente que presentó su dimisión dos veces tras destaparse los casos de abusos en la prisión de Abu Ghraib -"algo terrible que ocurrió bajo mi supervisión"-.

En ambos casos Bush rechazó su salida del Gobierno, un error en opinión de Rumsfeld, que considera ahora que tenían que haber empezado de cero con una persona nueva en Defensa. Elegido para el Congreso con solo 30 años, el documental muestra el ascenso de Rumsfeld y los diferentes puestos que ocupó en las Administraciones de Richard Nixon, Gerald Ford, Ronald Reagan y George W. Bush.

Su amistad con Dick Cheney, su estrecha relación con el presidente Ford o la grabación de una conversación de Nixon en la que éste se pregunta si Rumsfeld podría ser sacrificado por el bien común tras el escándalo Watergate.

Hombres que "no se conocen a sí mismos"

Rumsfeld no solo no cayó en aquel momento sino que fue nombrado secretario de Estado de Defensa en 1974, cargo que repetiría con Bush hijo y del que dimitió en noviembre de 2006, tras la derrota del Partido Republicano en las elecciones legislativas.

Un hombre poderoso como muchos otros sobre los que Morris ha realizado documentales y que "no se conocen a sí mismos". "Esa es la sensación que tuve al acabar este filme". Pese a todo, reconoció que queda por resolver el misterio de quién es realmente Rumsfeld.

Sobre la reacción de Rumsfeld al documental, Morris asegura que lo ha visto varias veces, que no le gusta mucho y que le gustaría cambiar varias cosas, especialmente el final, cuando el realizador le pregunta la razón por la qué ha aceptado ser entrevistado: "¿Y yo qué sé?", afirma entre divertido e incómodo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento