El pleno municipal  aprobó ayer la modificación del PGOU para autorizar la creación de un polígono industrial en la barriada de Cerro Muriano.

Irá en la zona de Campo Bajo, que se convertirá en un sector de suelo industrial y terciario de 214.515 metros cuadrados.

Ecologistas en Acción anunció que acudiría al pleno para mostrar su postura en contra de la «especulación  urbanística del Ayuntamiento», aunque brillaron por su ausencia.