Theresa Zabell
Zabell, durante su época como regatista

Theresa Zabell, consejera delegada de Relaciones Internacionales de Madrid 2020, lleva unos días de frenesí ensayando y entrenándose para la gran cita de este sábado en Buenos Aires, donde la candidatura de la capital de España se la juega ante los miembros del COI. Sus rivales son Tokio y Estambul.

Ahora toca conseguir el voto favorable del mayor número de miembros del COI. ¿Sabe ya quiénes votarán por Madrid?
Ya hay miembros del COI que se han manifestado a favor de Madrid, pero no podemos decir quiénes. Este grupo es al que más tenemos que mimar para que no cambien de idea. Luego están los indecisos, con los que hay que seguir trabajando. También sabemos quiénes no votarán de ninguna manera por nosotros, a los que resultará muy difícil hacer cambiar de opinión.

¿Cuál es la gran baza con la que cuenta Madrid para esta tarea de lobby?
Contamos con un mayor número de miembros en el COI (3) que a Estambul y Tokio, que solo tienen uno. Gracias a ellos, al Príncipe Felipe y a Ana Botella, tenemos acceso a los 103 miembros con derecho a voto. Es algo de lo que no pueden presumir las otras candidaturas.

¿Cómo afectará el conflicto con Gibraltar?
El ámbito de decisión es puramente deportivo. Es lo más importante para el proyecto. La politíca en este tipo de cosas no se tiene en cuenta.

Usted será una de las ponentes en la presentación de la candidatura en Buenos Aires. ¿Cómo se ha preparado?
El objetivo es poner la piel de gallina a los miembros del COI. Los detalles técnicos ya los conocen de anteriores reuniones, por lo que lo importante ahora será transmitir emoción. No puedo adelantar el contenido, pero seguro que será una presentación mucho más pasional que la realizada para 2016. Tenemos que llegarles al corazón.

Las apuestas dan como favorita a Tokio y Estambul parece no contar ya con posibilidades.
No sigo las apuestas, por lo que no puedo opinar. Pero en este tipo de elecciones no hay favoritos.

Madrid 2020 se vende como una propuesta austera y realista. ¿No hay ningún otro valor con el que se pueda vender la ciudad?
El carácter pasional de los españoles. El COI sabe que, con nosotros, los Juegos serían una fiesta. Madrid es una ciudad abierta al turista y en la que todo el mundo lo pasa bien. Aparte, están todos nuestros atractivos culturales, gastronómicos…

¿De verdad creen que es el momento de emprender una aventura semejante estando como están el país y la ciudad?
Madrid lleva una década intentando conseguir los Juegos y la mayor parte del gasto ya está hecho. Hay que amortizar las infraestructuras realizadas para los Juegos durante estos años.

¿Ya tiene pensado cómo lo celebrará si Madrid 2020 es elegida?
Ahora mismo no pienso en ninguna celebración. Solo en trabajar. Son días de mucha tarea.

Consulta aquí más noticias de Madrid.