Ya le ha hecho dos advertencias por los vertidos de aguas residuales que se han detectado en los últimos días en el arroyo El Cuerno. La segunda «acentuaba la gravedad» de los hechos, aunque no ha recibido respuesta del Gobierno local.

«Hasta ayer (por el miércoles) seguía vertiendo», explicó ayer el presidente de la CHG, Fernando Tapia. El Ayuntamiento es, para Tapia, el único que puede actuar en este caso, ya que las aguas han ido a parar al río procedentes de la red de saneamiento de la localidad.

La CHG, dice, «no tiene capacidad para intervenir directamente», por lo que no puede tomar ninguna otra medida. No obstante, seguirá trabajando con la Junta para tratar que estos hechos no se repitan.