Lo destacado de la vida
Parte de las imágenes de esta exposición son en gran formato y en blanco y negro.
Cada zona de cada país tiene una serie de características y un conjunto de personajes que les hace únicos. Esos detalles son los que durante años se encargó de recoger el fotógrafo Francesco Faeta en varias regiones italianas.

A través de la inmersión en sus costumbres y sus fiestas, este artista descubrió la esencia de su vida y la plasmó en sus instantáneas que, de esta manera, reflejan los momentos más sobresalientes de la realidad. Instantes únicos que no se perderán nunca gracias a sus viejas cámaras.

Cada una de sus fotos, que ahora se han reunido en buena parte en la exposición Nelle indie di quaggiu. Fotografía etnográfica de 1970 a 1995, tienen una intencionalidad etnográfica y antropológica. «Es un lugar de encuentro entre los protagonistas y el autor de la imagen», según reconoce el propio autor en el catálogo de la exposición.

El conjunto se organiza en la sala en cuatro partes. La primera se refiere a los Escenarios; la segunda, a los Personajes (la más extensa y provechosa); la tercera, a Ritos, y la cuarta, a Comunidad, para plasmar así la estructura de su estudio.

* Sala municipal de exposiciones de la Casa Revilla. De 12 a 14 y de 18.30 a 21.30 horas. Entrada gratuita. Desde el viernes.

Estudio sobre italia

El trabajo de este etnógrafo se desarrolló en la región del extremo sur de la península italiana y en Campania, Apulia, Sicilia y Cerdeña. Fuera de su país visitó Maramures, en el norte de Rumanía. En todos estos espacios geográficos dirigió su atención esencialmente a la cultura campesina y a la realidad social del campo.