Ponen ‘guapos’ los árboles del centro
Un grupo de técnicos de jardines de Zaragoza. (Fabián Simón)
Además, con la poda se evita que, en temporadas de mucho viento, las ramas más deterioradas puedan fragmentarse, caer a la calle o lesionar a algún viandante. foto: fabián simón