El delegado del Gobierno en Murcia, Ángel González, confirmó ayer la destrucción de 310.000 kilos de droga decomisada en la Región durante los últimos dos años.

Al no quedar estupefacientes en la reserva, ya no es necesaria la construcción de un búnker para almacenarlos, que, desde que se anunció que iría a El Carmen, escandalizó a los vecinos.

La mayor parte de la droga que se ha incautado se quemó en la cementera Holcim de Lorca, que colabora de forma altruista. El resto (70.000 kg) se incineraron en Asturias, sin coste alguno para el contribuyente. Se hizo con el dinero decomisado al narcotráfico.

La droga incautada entre 2004 y 2006 (sobre todo marihuana) habría alcanzado los 4.000 millones de euros en el mercado negro.

En los últimos dos años han aumentado un 10% los decomisos de droga, de ahí que los narcos hayan cambiado sus entradas habituales y utilicen más la imaginación y el trapicheo con pequeños alijos.