Las esperas para conseguir un taxi las noches de los fines de semana pueden llegar a hacerse tan largas como un día sin pan y son motivo de numerosas quejas, según la Asociación Valenciana de Consumidores. Pero la cosa puede mejorar con una pequeña liberalización del sector que ha emprendido el Consell.

La nueva norma introducirá más competencia (mejores coches, más taxis de noche...), al permitir que empresas privadas puedan entrar en el sector, «siempre y cuando los titulares sean taxistas con licencia», han explicado fuentes de la Conselleria de Transportes.

Además, los propios taxistas autónomos y las empresas tendrán la posibilidad de comprar más de una licencia. En ambos casos, se obtendrían a través de la compra a otros compañeros.

La nueva regulación, ya aprobada por ley, se aplicará en las áreas de prestación conjunta, como la de Valencia (donde hay unos 3.000 taxis), compuesta por la capital y 30 municipios del área metropolitana.

El reglamento que desarrollará la ley está por decidir. Ahora se abren seis meses de negociación entre la Conselleria y el sector para acordar el número de licencias que podrá obtener como máximo cada taxista o empresa. A día de hoy, una licencia de taxi cuesta de 60.000 a 90.000 euros.

Dinos

... si apoyas la liberalización

E-mail: nosevendevalencia@20minutos.es

Correo: Xàtiva, 15, 4 A, 46002, Valencia

O en www.20minutos.es

División entre los propios taxistas

La regulación del servicio del taxi aprobada por el Consell ha dividido al sector. Antonio Muñoz, presidente de la Asociación Gremial, cree que «es injusto que haya compañeros con hasta ocho licencias y otros no puedan pasar de una. Propondremos un máximo de tres por taxista o empresa». Mientras, Antonio Guardeño (Federación de Autónomos) teme que «las grandes empresas transportistas monopolicen el sector».