Desde entonces, la debilidad del Gobierno provisional favoreció la presencia de Al Qaeda. Además, en 2005 las milicias islámicas ocuparon el sur del país.