Shakespeare se traslada
Amor, magia, sueño, poesía y música se dan cita en la adaptación de este clásico (Rafael Díaz / EFE).
Shakespeare también tiene un toque mediterráneo. Así lo demostrará hoy la compañía Concha Busto con el estreno de El sueño de una noche de verano, que abre el XXIV Festival de Teatro de Málaga.

El clásico se reinventa, abandona el bosque y se traslada a las playas gaditanas en una adaptación de Juan Bosco dirigida por Tamzin Townsend, acercando al autor inglés a la cultura mediterránea y donde las criaturas emergen de las profundidades del mar. Pero entre el equipo llama la atención un nombre muy conocido en el mundo del espectáculo, Antonio Carmona, responsable de la dirección musical de la obra.

El ex componente de Ketama ha compuesto nueve canciones para la representación. Toda una versión gitana con música en directo, lo que no significa que se baile flamenco, según explicó su directora, que destacó que se trata de «una obra joven, mágica y dinámica, llena de amor enloquecido, poesía, diversión, pasión y maldades».

La historia arranca con un autoritario padre que no está de acuerdo con la elección de amor de su hija y quiere que se case con otro, un tema también muy gitano, aunque el texto se mantiene muy fiel a la obra, sin inventos.

* Teatro Cervantes. C/ Ramos Marín, s/n. Hoy y mañana a las 20.30 y el domingo a las 20 h. Precio: de 9 a 24 euros.

Estrenos de festival

El festival ofrecerá hasta el próximo 3 de febrero 13 obras, entre ellas varios estrenos en España como Un Picasso, dirigida y protagonizada por José Sacristán, Como abejas atrapadas en la miel, Enrique V y el monólogo Sobre el amor y otros cuentos sobre el amor, con Norma Aleandro.