Así, plantean poner en marcha en Barcelona una acampada similar a la que instalaron durante meses en el centro de París (Francia). Sin embargo, el alcalde de la ciudad condal, Jordi Hereu, ya advirtió el lunes que no autorizará un campamento ilegal de esta organización. En el campamento de Barcelona participarían tanto franceses como miembros de asociaciones como la Plataforma por la Vivienda Digna.