Un informe conjunto de los departamentos de Interior y Educació concluye que un 26% de los alumnos de primaria reconoce sufrir dos o más «acciones negativas» por semana.

La cifra se reduce al 7,2% en la ESO. Eso implica que unos 100.000 niños de primaria sufren acoso, más otros 27.500 en la educación secundaria.

Por otra parte, el CEIP de Sant Adrià en el que se produjo una agresión a una monitora que refregó un flan por la cara de un niño de tres años calificó el incidente de «hecho aislado».

Desde el centro se tachó la actuación de la monitora de «recriminable», pero fue más contundente con la agresión que le propinó la madre del alumno: «Intolerable y sin justificación», afirmaron.