Violentos enfrentamientos entre campesinos en Cochabamba, Bolivia
Violentos enfrentamientos entre campesinos en Cochabamba, Bolivia. (REUTERS)

Dos muertos y casi 70 heridos es el saldo preliminar del violento enfrentamiento callejero del viernes en la ciudad boliviana de Cochabamba entre campesinos afines al Gobierno y seguidores del prefecto de la región, Manfred Reyes Villa, informaron fuentes sindicales y médicas.

Patrullas militares han salido a las calles de la ciudad para evitar nuevos enfrentamientos

Uno de los fallecidos por herida de bala es el campesino cocalero Nicómedes Gutiérrez, de 42 años, y otro el joven de 20 años Cristian Urrestia, que murió ahorcado y quien al parecer formaba parte del grupo de los ciudadanos que defendía al prefecto Reyes Villa, cuya renuncia piden los sindicatos de este departamento.

El cadáver del campesino, de la zona del Chapare, fue tendido inicialmente en una camilla provisional en la plaza principal de la ciudad y luego llevado a una sede sindical, donde actualmente es velado.

El cuerpo del otro fallecido, que presentaba varias lesiones, se encuentra en el hospital Viedma, desde donde un médico informó a los medios de Cochabamba de que la causa de su deceso fue el estrangulamiento, pues tenía en el cuello una soga.

Un tercer fallecido, sin confirmar

El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS) y dirigente sindical Omar Fernández señaló a la prensa que sabe de la muerte de al menos otro campesino, pero los medios no han confirmado todavía este extremo.

La plaza principal de Cochabamba continúa ocupada esta noche por los campesinos que reclaman la dimisión de Reyes Villa, mientras que patrullas militares han salido a las calles de la ciudad para evitar nuevos enfrentamientos.

El conflicto comenzó el pasado lunes con el ataque de grupos de campesinos a la sede de la Prefectura de Cochabamba, que fue quemada en parte, que reclaman la dimisión de Reyes Villa por su intención de convocar a un referendo sobre un régimen autonómico en su distrito.

El prefecto, quien se encuentra en La Paz reunido con otros gobernadores opositores a Morales, ratificó ayer, horas antes del enfrentamiento, su intención de convocar al nuevo referendo sobre autonomía y afirmó que no renunciará a su cargo.

El gobierno pidió a Reyes Villa que abandone su intención de llevar a cabo el nuevo referendo, porque eso implica desconocer el realizado el pasado mes de julio, en el que los cochabambinos rechazaron ir a un régimen autonómico.