El epicentro se situó a cinco kilómetros del casco urbano. El terremoto se produjo en torno a las 18.35 horas y se dejó sentir en toda la ciudad. Desde el Instituto Geográfico Nacional indicaron que, pese a que la intensidad real fue de 2,5 grados, los ciudadanos la percibieron como si hubiera sido de cuatro grados porque el movimiento sísmico se produjo en un nivel muy superficial. El movimiento sísmico no causó daños personales o materiales. El ente de urgencias 112 recibió 20 llamadas telefónicas de vecinos que alertaron del movimiento, aunque, según el Consorcio Provincial de Bomberos, no fue preciso realizar ningún servicio.