El reparto gratuito de este abono producido a partir de los residuos orgánicos se inició el 1 de diciembre, y los que más se han apuntado a su uso han sido las empresas, que se llevaron 82.990 kilos, mientras que el resto de coruñeses recogieron 31.500 kilos en Eirís y Los Rosales. El compost todavía está disponible en estas instalaciones.