El Parlamento británico paraliza los planes de David Cameron de intervenir en Siria

  • El ministro británico de Defensa, Philip Hammond, señaló que no participarán en la intervención y cree que EE UU "estará muy decepcionado".
  • "El sentido común nos dice que el régimen de Al Asad estará menos incómodo, imagino que aplaudirá la decisión esta misma noche", añadió.
  • Plan rechazado en el Parlamento: 285 votos en contra y 272 votos a favor.
  • "Entiendo que el Parlamento no quiere una intervención militar en Siria. Lo entiendo y el Gobierno actuará en consecuencia", dijo Cameron.
El primer ministro británico David Cameron interviene durante un debate sobre Siria en la Cámara de los Comunes.
El primer ministro británico David Cameron interviene durante un debate sobre Siria en la Cámara de los Comunes.
EFE/PA WIRE

El ministro británico de Defensa, Philip Hammond, señaló que el Reino Unido no participará en una intervención militar en Siria después de que el Parlamento lo haya rechazado esta noche. En declaraciones a la cadena BBC, Hammond señaló que Estados Unidos "estará muy decepcionado porque el Reino Unido no se vea implicado" en esa posible intervención, pero que no cree que ello "paralice ninguna acción".

"El Parlamento ha dicho que no debe haber participación militar, y no la habrá", ha dicho, si bien ha lamentado que éste pueda ser un mensaje "del que otros dictadores aprenderán lecciones". "El sentido común nos dice que el régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al Asad estará menos incómodo esta noche. Imagino que el régimen sirio aplaudirá la decisión esta misma noche", ha agregado, según ha informado el diario británico The Telegraph.

Asimismo, ha sostenido que espera que Estados Unidos y otros países sí lleven a cabo un ataque militar contra el país árabe a pesar de la no participación de Reino Unido. "No espero que la ausencia de participación británica vaya a detener ninguna acción", ha remachado.

Propuesta rechazada en la Cámara

El Parlamento británico rechazó por un estrecho margen la moción del primer ministro conservador, David Cameron, que proponía una intervención militar "legal y proporcionada" en Siria. La moción fue rechazada por 285 votos en contra y 272 votos a favor.

"Está claro que el Parlamento no quiere una intervención militar en Siria. Lo entiendo y el Gobierno actuará en consecuencia", dijo Cameron tras perder el voto en la Cámara de los Comunes.

La presión de la oposición laborista y de algunos diputados de la coalición de Gobierno ya había obligado a Cameron a matizar su primera propuesta y a presentar un texto que condicionaba a una segunda votación en los Comunes la aprobación de un eventual ataque, una vez se conozca el informe de los inspectores de la ONU.

Aún así, la moción fue rechazada esta noche, poco después de que tampoco fuese aprobada una enmienda presentada por los laboristas que pedía "pruebas concluyentes" de los supuestos ataques con armas químicas del régimen de Bachar al Asad.

Clara división en la Cámara

La enmienda laborista fue rechazada por 332 votos en contra y 220 a favor, en una muestra de la división de la Cámara de los Comunes acerca de una posible intervención militar en Siria.

Cameron había pedido a los diputados que apoyasen el "principio" de una intervención militar en respuesta a los supuestos ataques con armas químicas del régimen sirio si bien condicionó a una segunda votación, por exigencia laborista, la autorización de la implicación directa del Reino Unido en el conflicto.

Al iniciar el debate, el "premier" conservador afirmó que un ataque con armas químicas es "un crimen contra la humanidad" y que una intervención en Siria no sería "una invasión ni tomar partido" entre los dos bandos enfrentados en ese país

Mostrar comentarios

Códigos Descuento