Jamie Campbell Bower en Madrid
Jamie Campbell Bower en Madrid. EONE

Este viernes es un día señalado en el calendario para miles de personas en España. Se estrena en la gran pantalla Cazadores de sombras: ciudad de hueso, el comienzo de una nueva franquicia cinematográfica inspirada —como en muchos casos— en una exitosa saga literaria.

La semana pasada los tres jóvenes protagonistas de la película, Lily Collins, Robert Shenaah y Jamie Campbell Bower, visitaron España. Aunque la película aún no se había estrenado, decenas de fans les esperaban en su hotel madrileño, y otros muchos más se pelearon por conseguir su autógrafo en la premiere que tuvo lugar por la noche.

"Lo que estamos viviendo estos días parece de otro planeta, es un poco surrealista", comentó Robert (que interpreta a Simon, el amigo fiel de la protagonista) a su paso por Madrid. "Ves en la alfombra roja tantas emociones... No me ha venido la fama de repente, pero desde luego ahora sí que lo estoy viviendo de una manera más intensa".

Lo que estamos viviendo estos días parece de otro planeta, es un poco surrealistaJamie (en la película encarna al cazador de sombras Jace) está llamado a ser el nuevo Robert Pattinson y confiesa que se siente un poco raro con todo lo que está viendo (una chica se desmayó al verle en una presentación). A pesar de todo, afirma que tiene los pies en la tierra. "Es algo increíble, pero tengo claro quién soy y quiero seguir siéndolo", explica. "En esta industria la gente puede llegar a pensar que eres de su propiedad y que te conocen demasiado, soy muy conciente de eso. Pero tengo muy claro que sin los fans no somos nadie".

Lilly Collins es Clary, la protagonista. Ella ha vivido la fama desde niña, porque es hija del cantante Phil Collins, y asegura conocer "lo bueno y lo malo" de esta industria. Pero confiesa que todo lo que está viviendo es "una locura". "Estaba de compras y de pronto me pararon dos chicas de Kuwait para decirme que eran mis mayores admiradoras. Me quedé alucinada de que alguien siquiera conociera mi nombre en Kuwait. Pero esta película es más grande de lo que me esperaba. Nunca imaginé algo así, y es algo nuevo y extraño para mí".

Un besteller no es garantía de éxito en cine

Las escenas de locura e histeria se repiten allá donde vayan: el fenómeno se ha desatado, y no es baladí. Ciudad de huesos, la primera novela de la saga compuesta por seis tomos y otros volúmenes complementarios sobre el mismo mundo, fue finalista del prestigioso Premio Locus 2007. En España la saga ya ha vendido 200.000 ejemplares, que se suman a los 24 millones vendidos en todo el mundo.

Las ventas no siempre se traducen en éxito de taquilla: bestsellers como Eragon, Hermosas Criaturas y The Host (el vano intento de Stephenie Meyers por escapar de Crepúsculo), tuvieron una tibia acogida en la pantalla grande.

No parece ser el caso de Cazadores de sombras. Desde que se estrenó en Estados Unidos el pasado 21 de agosto (fue a parar directamente al top 3 en taquilla), ha recaudado 25 millones de dólares (superando su coste, de 16 millones). Y aún quedan muchos países pendientes de estreno.

Muchos comparan esta nueva franquicia con Crepúsculo, y si bien hay parecidos innegables, en otros muchos aspectos son películas muy diferentes.

Semejanzas

  • Tienen una chica como protagonista, que se ve envuelta en un triángulo amoroso con un amigo que está enamorado de ella y un ser sobrenatural que la seduce.
  • Las protagonistas parten de una familia desestructurada: padres separados (en Crepúsculo) y padre fallecido (en Cazadores).
  • Van dirigidas a un mismo tipo de público, eminentemente joven y femenino (aunque puede gustar a otras franjas).
  • En ambas aparecen vampiros y hombres lobo.

Diferencias

  • Crepúsculo es una trama romántica con un trasfondo sobrenatural. Cazadores de sombras se centra en la aventura y lo sobrenatural. La trama romántica queda en segundo plano.
  • Bella, la protagonista de Crepúsculo, es una mujer indefensa a la que hay que proteger. Clary tiene más poder que nadie y cuando llega el momento, defiende a los demás.
  • Crepúsculo envía un mensaje de valores tradicionales (llegar virgen al matrimonio, casarse joven y tener hijos en seguida) mientras que en Cazadores de sombras se muestra una sexualidad más abierta, e incluso aparecen personajes relevantes y de carácter heroico que son gays.
  • Cazadores de sombras incluye un catálogo más amplio de seres sobrenaturales: demonios y ángeles, brujos y hechiceras, etc.
  • Crepúsculo se desarrolla en un paraje natural, lleno de montañas y bosques, y Cazadores tiene lugar en un ambiente urbano (Nueva York).

Cassandra Clare y la historia que nació en una tienda de tatuajes

El origen de Cazadores de sombras —una serie editada en España por Destino— tiene su propia historia.

La chispa le sobrevino a la autora, Cassandra Clare —una norteamericana nacida en Teherán y absoluta fan de Harry Potter— cuando una amiga suya le llevó a visitar una tienda de tatuajes de East Village en Nueva York.

"Quería enseñarme una pintura que había hecho en el techo; eran unas pisadas que se cruzaban unas con las otras siguiendo unos patrones. Me pareció como si una batalla sobrenatural hubiera tenido lugar allí", relata Cassandra a 20minutos. Así, tuvo una nueva visión de Nueva York, en la que la ciudad se convertía en campo de batalla para una sociedad secreta de cazadores de demonios, cuya magia se basaba en la elaboración de un sistema de runas tatuadas en la piel.

Quería crear un mundo donde los espacios urbanos tuvieran sus propios encantamientos, su peligro, su misterio y su extraña belleza "Me senté a escribir el libro. Quería situar elementos tradicionales de la alta fantasía —la batalla épica entre el bien y el mal, monstruos terribles, héroes intrépidos, espadas encantadas— en un escenario moderno, urbano. Así nacieron los cazadores de sombras, que son guerreros clásicos con tradiciones antiguas en un paisaje urbano con rascacielos, hoteles abandonados y conciertos de rock", explica la autora. "Quería crear un mundo donde los espacios urbanos de la gran ciudad tuvieran sus propios encantamientos, su peligro, su misterio y su extraña belleza".

Esto es, junto con la idea del sistema de runas y la aparición de personajes gays, lo que diferencia esta saga de otras fantasías sobrenaturales para adolescentes (o no tanto), en opinión de la escritora.

Pese a las constantes comparaciones con Crepúsculo, Cassandra insiste en que no tienen mucho en común. "No temo las comparaciones. Los triángulos amorosos son un concepto antiguo y muy habitual en la mayoría de los géneros de ficción", aclara.

Clare tampoco teme que el éxito llegue a influenciarla en su trabajo como escritora. Por el momento está centrada en cerrar la saga de Clary, Jace y Simon con su sexto libro, Ciudad del fuego celestial, que espera publicar en 2014. Al margen, ha escrito algunos libros sobre los cazadores de sombras y también tiene planeada otra serie que arrancaría cinco años después de la trama, en Los Ángeles. "El primer libro se llamará Lady Midnight", desvela la escritora. "Así que no hay un final definitivo a la vista".