Una mujer afgana, lapidada por adulterio
Reuters Reuters

Amina, una mujer casada de 29 años, fue apedreada en público tras una decisión judicial el jueves en el distrito de Argo, al oeste de Faizabad, capital provincial de Badajshan, dijeron.

'Fue apedreada hasta la muerte', dijo el jefe policial de la provincia, el general Shah Jahan Noori, a Reuters, añadiendo que había acudido a la zona para investigar el incidente en profundidad.

El adulterio está prohibido en el país musulmán y bajo la ley islámica, o sharia, el castigo puede ir desde la flagelación a la lapidación hasta la muerte.

Varias mujeres y hombres recibieron tales castigos en Badajshan, una provincia remota del noreste del país, durante el gobierno de los muyahidín en la década de los 90.

La práctica se volvió popular con el estricto régimen talibán, que controló el país hasta finales de 2001, cuando fue derrocado por fuerzas estadounidenses.

Un testigo, Mujibur Rahman, dijo a Reuters que Amina fue sacada por la fuerza de la casa de sus padres por parte de autoridades locales y de su marido, que la apedreó hasta la muerte mientras el hombre fue azotado cien veces y luego puesto en libertad.