Los detenidos por su presunta implicación en el tiroteo acaecido el martes en las Tres Mil Viviendas, en el barrio sevillano del Polígono Sur, que se saldó con la muerte de una niña de siete años, pasarán previsiblemente este domingo a disposición judicial, según han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

En este sentido, cabe recordar que el viernes se practicaron nuevas detenciones y se elevó a diez las personas detenidas, todas ellas del denominado clan de los Perla que habían abandonado la zona del suceso por miedo a represalias.

A los detenidos se les imputan los presuntos delitos de homicidio y tenencia ilícita de armas, ya que al grupo se les ha incautado varias armas de fuego que la Policía deberá determinar si fueron utilizadas en el tiroteo, además de entre 150.000 y 300.000 euros y varios kilos de oro "aún por cuantificar". Se da la circunstancia de que la Policía localizó en el lugar del tiroteo una veintena de casquillos de balas y cartuchos de postas.

En concreto, se han producido nueve detenciones en la zona de Calahonda de la localidad malagueña, ocho hombres y una mujer, mientras que el décimo detenido, un varón, ha sido localizado en el municipio onubense de Hinojos.

Los agentes encargados de la investigación tenían identificados a los autores de los disparos desde la misma madrugada del martes, si bien hasta última hora de este jueves no lograron encontrar el lugar donde se ocultaban desde el suceso.

Los hechos se produjeron a última hora del martes en la calle Orfebre Cayetano González, donde una menor de siete años recibió un tiro y sus padres también fueron heridos por arma de fuego, aunque de carácter leve. A pesar de que la niña fue trasladada inmediatamente al Hospital Virgen del Rocío no pudieron hacer nada por su vida. Los padres recibieron el alta a última hora del miércoles y pudieron acudir este jueves al entierro de su hija en el cementerio de San Fernando.

La Policía Nacional baraja varias hipótesis como posible detonante del suceso, entre las que incluye un posible ajuste de cuentas entre los dos clanes dedicados al tráfico de droga o una venganza debido a un secuestro previo de uno de los miembros de estas familias implicadas.

"se equivocaron de casa"

Los agentes encargados de la investigación mantienen la tesis de que "la familia de la niña fallecida no tenía nada que ver en ello", por lo que los autores de los disparos, realizados desde la calle, "se habrían equivocado de casa", junto a la cual la Policía localizó más de una veintena de cartuchos de bala.

Agentes policiales permanecen en las inmediaciones de la casa donde ocurrieron los hechos y mantienen acordonada la zona, donde también continúa el dispositivo de seguridad puesto en marcha en la barriada para evitar represalias y que permitió sorprender durante la madrugada de este jueves a cuatro mujeres, dos de ellas menores de edad, cuando intentaban robar en una casa de una familia que pertenece al clan de los Perla, aunque las dos menores quedaron en libertad pocas horas después.

A

Disposición de las detenidas por robo

Por otras parte, fuentes de la investigación han confirmado que ya han pasado a disposición judicial dos de las cuatro mujeres que intentaron robar presuntamente en una casa de una familia que pertenece al clan de los Perla, implicado en el tiroteo que este miércoles costó la vida a una niña de siete años en el Polígono Sur, ya que las otras dos implicadas eran , dos de ellas menores de edad y ya se encuentran en libertad.

Eel suceso tuvo lugar en la madrugada de este jueves cuando estas mujeres fueron pilladas 'in fraganti' por los agentes mientras intentaban robar en una casa de una familia del clan de los Perla que estaba desalojada porque "el clan ha desaparecido del barrio por miedo a represalias".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.