El PP de Málaga ha insistido este sábado en que la presentación, junto con IU, de una moción de censura contra el PSOE en el municipio malagueño de Canillas de Aceituno era necesaria ante la situación de "ingobernabilidad" del Ayuntamiento, debido a "la actitud de la alcaldesa socialista, Pilar Ortiz". Así, ha dejado claro que "hay que primar el interés de los vecinos, no el de los partidos".

El vicesecretario del Partido Popular de Málaga, Francisco Oblaré, ha precisado a Europa Press que "no se trata de una unión por siglas, sino por el interés del municipio".

Ha advertido de que "la situación en Canillas de Aceituno creada por la actitud de la alcaldesa, de tensión e ingobernabilidad, ha hecho que se haya llegado a un acuerdo en programa y en querer sacar adelante al municipio", que "está sufriendo un parón".

Más aún, Oblaré ha señalado que "los dos concejales de IU —Rafael Pérez y Carlos Muñoz, socios de gobierno del PSOE hasta hace apenas un mes— han sido maltratados por una alcaldesa que ha pecado de soberbia y de individualismo, cuando resulta que gobernaba gracias a un pacto".

Frente a esto, los miembros de Izquierda Unida están "muy cómodos" con el portavoz del Partido Popular y futuro alcalde, Vicente Campos, que tiene "un talante muy colaborador como ha demostrado en estos dos años", según Oblaré.

El dirigente 'popular' ha considerado, de hecho, que Campos "tenderá la mano" al PSOE porque "la idea no es excluirlo, sino que pueda participar". Todo ello con el objetivo de que en lo que queda de legislatura se ponga en marcha un plan de viabilidad y de estabilidad que permita a este municipio de la Axarquía "salir adelante y normalizar sus cuentas".

En cuanto al reparto de delegaciones, a falta de que se celebre el pleno el 4 de septiembre, la moción de censura registrada este pasado viernes salga adelante y se configure el nuevo equipo de gobierno, los 'populares' cederían a IU la primera Tenencia de Alcaldía y las áreas de Turismo, Cultura, Deportes y Fiestas.

Al respecto, el vicesecretario del PP de Málaga ha dicho que "no vemos un ansia de poder en Izquierda Unida". "Aquí se está demostrando la generosidad de todos con el objetivo de construir y de dar estabilidad a un Ayuntamiento y a un municipio", ha aseverado.

Iu y psoe

Por su parte, el coordinador provincial de IU, José Antonio Castro, ya rechazó la presentación de esta moción de censura, en tanto que, en su opinión, "la solución a la gestión absurda e inexplicable de los socialistas no es poner al PP en la Alcaldía".

Castro, quien informó de que la próxima semana mantendrán una reunión con los concejales implicados, así como con militantes, se mostró sorprendido por la decisión de los dos ediles. Así, aunque reconoció que la situación en el Ayuntamiento estaba siendo "complicada", después de que hace apenas un mes la regidora socialista "rompiera unilateralmente el acuerdo de gobierno", subrayó también que la moción de censura "no es un buen camino para consolidar las políticas que desde IU nos gustaría para el pueblo".

También crítico se mostró el PSOE. Así, el secretario de Organización de los socialistas malagueños, Cristóbal Fernández, rechazó esta moción de censura, que, a su juicio, "quebranta la voluntad mayoritaria" de los vecinos del pueblo y "no responde a los intereses generales de la ciudadanía, sino a los intereses muy particulares de unos pocos".

"Esta moción va en contra de lo que los vecinos de Canillas de Aceituno votaron en las urnas; los ciudadanos decidieron que su municipio estuviera gobernado por una mayoría progresista, y ahora, con este ardid, va a estar gestionado por los discípulos de Mariano Rajoy", denunció.

Ante las críticas del PP y de IU a la alcaldesa, el responsable socialista destacó su "buen trabajo", cuya gestión consideró "un ejemplo para el resto de municipios de la Axarquía, con propuestas que han impulsado el empleo y el desarrollo económico de su pueblo y con las políticas sociales como prioridad".

Si la moción de censura prospera, el Gobierno del Ayuntamiento de Canillas de Aceituno quedará integrado por los cuatro concejales del PP y los dos de IU, mientras que el PSOE, que fue la formación más votada en las elecciones municipales de 2011, estaría en la oposición, con cinco ediles.

Consulta aquí más noticias de Málaga.