El portavoz del grupo municipal de IU en Granada, Francisco Puentedura Anllo, pide que se acabe con la situación de "olvido y degradación" de la zona y se recupere la comunicación peatonal del bajo Albaicín con Calle Elvira y el centro de la ciudad.

En una nota, el portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, ha pedido que el gobierno municipal priorice las inversiones en recuperar los espacios públicos y calles en el Bajo Albaicín mediante un plan de reforma interior "que consiga acabar con años de abandono y de degradación de esta zona y para mejorar las condiciones de habitabilidad y accesibilidad en el barrio".

En este sentido, el portavoz municipal de la organización de izquierdas, critica que la Fundación Albaicín, que cuenta con un presupuesto anual de más cuatro millones de euros, "no tenga en cuenta este entramado urbano del casco histórico de la ciudad que se ha ido abandonando y deshabitando como consecuencia del olvido del Ayuntamiento".

Es por ello que Puentedura señala la necesidad de priorizar la comunicación peatonal del Bajo Albaicín con la Calle Elvira y por tanto con el centro de la ciudad, "esa es la comunicación natural peatonal que permitiría a muchos habitantes del barrio acceder a la ciudad, pues existe la posibilidad de que un peatón pueda acceder desde Calle Elvira a la Calle Beteta y al Zenete, y de ahí al alto Albaicín en menos de cinco minutos caminando, sin embargo este acceso peatonal no se utiliza por existir numerosas calles cortadas, casas de paso cerradas y zonas inseguras y degradadas, que obligan a los vecinos a tener que rodear todo el barrio para poder comunicarse con el centro" señala Puentedura.

El portavoz de IU exige al gobierno municipal del PP "que se preocupe por el Albaicín que no se ve", una zona que se ha convertido en un espacio degradado e inseguro que sufre una década de abandono. En este sentido, Puentedura lamenta "que la falta de mantenimiento, la suciedad en esta zona y la ausencia de iluminación nocturna, están convirtiendo al bajo Albaicín en una zona insegura y marginada de Granada, lo que junto a la falta de accesibilidad y condiciones de habitabilidad está expulsando a los vecinos de su propio barrio, que ya ni siquiera pueden transitar de una forma segura por sus calles".

Para el portavoz municipal, esta actitud de "abandono y olvido" del gobierno municipal, "no es nada inocente, pues detrás del despoblamiento del barrio y la degradación por el abandono viene la especulación urbanística y la intención de convertir este barrio que es patrimonio de la humanidad en un parque temático".

A juicio de Puentedura, es "urgente" una actuación integral del bajo Albaicín "que plantee un plan de reforma interior, participado con los vecinos, y recupere para el espacio público las calles cerradas, que se han convertido en vertederos de basura, las servidumbres de paso en las casas de paso del barrio, una buena y correcta señalización y recuperar así la vida y la seguridad en el Albaicín, porque el patrimonio es algo vivo y sólo podrá rehabilitarse manteniendo a sus vecinos que desde hace ya bastantes años sufren la desidia del Ayuntamiento".

Consulta aquí más noticias de Granada.