La cirugía ambulatoria supone ya más de la mitad de toda la actividad quirúrgica programada en la sanidad pública de la Comunitat Valenciana, con un 55,7 por ciento de las intervenciones realizadas en 2012, según un comunicado de la Generalitat.

Así lo ha manifestado en un comunicado el conseller de Sanidad, Manuel Llombart, quien ha señalado que la ambulatorización quirúrgica, como una de las alternativas a la hospitalización tradicional, ha experimentado un "continuo aumento" en la última década y que de los 1,3 millones de casos de cirugía sin ingreso en España, 130.600 se han producido en la Comunitat.

En concreto, se ha pasado del 39,7 por ciento en 2003 al 55,7 por ciento en 2012, hasta consolidarse como "una modalidad asistencial segura, que evita ingresos y molestias innecesarias para los pacientes y libera recursos para intervenciones de mayor complejidad, aumentando el rendimiento de los quirófanos", ha asegurado el conseller.

En el periodo 2009-2012, la cirugía mayor ambulatoria creció un 34 por ciento —de 97.147 intervenciones a 130.615—, la actividad en hospitalización domiciliaria subió un trece por ciento —de 245.292 visitas en 2009 a 277.104 en 2012—, y los hospitales de día aumentaron su servicio un nueve por ciento —de 253.502 a 277.104—.

Hospitalización a domicilio

Llombart ha destacado la importante actividad de las 24 Unidades de Hospitalización a Domicilio en la Comunitat, que gestionan un total de 1.424 plazas al día y han registrado 36.530 altas en 2012, frente a las 32.948 de 2009. En cuanto a tipologías, el 51 por ciento de los pacientes en estas unidades son atendidos por casos crónicos y el 42 por ciento son pacientes paliativos.

Esta modalidad alcanza una cobertura al 91 por ciento de la población y está en crecimiento, lo que la situúa como "el primer hospital de la Comunitat en número de plazas y el segundo en número de altas anuales, solo por detrás de La Fe", ha recordado Llombart.

Otras alternativas

La sanidad pública valenciana también cuenta con unidades de corta estancia, que son las que permiten el ingreso durante un máximo de 48 a 72 horas y atienden a un grupo definido de procesos cuya resolución, o su paso a ingreso definitivo, se realiza en este período de tiempo, evitando ingresos y estancias hospitalarias inadecuadas.

Enfermedades como bronquitis crónicas reagudizadas, insuficiencias cardíacas descompensadas, cólicos renales y otros procesos pueden tratarse en estas unidades con cuidados especializados que permiten una corta estancia y una pronta recuperación. Al respecto, Llombart ha apuntado que "todos los hospitales de la Comunitat disponen de camas, áreas o unidades de corta estancia que permiten tratar en el lugar y tiempo adecuado estas patologías".

Por su parte, los hospitales de día permiten tratar de forma ambulatoria enfermedades que antes requerían ingreso, como sesiones de quimioterapia, tratamientos transfusionales o enfermedades hematológicas, que tras la sesión permiten al paciente volver a su entorno familiar, sin necesidad de la hospitalización.

Consulta aquí más noticias de Valencia.