El Gobierno municipal del Ayuntamiento de Yebes ha decidido no asistir a la Misa Mayor que se iba a celebrar este sábado a mediodía en el iglesia parroquial en honor a su patrón, San Bartolomé, tras la aparición de pintadas ofensivas a varios miembros de la corporación.

En un comunicado del Ayuntamiento de Yebes, ha señalado que algunas de las pintadas han sido '¡Ormazábal hijo de satán¡, ¡Fuera de este pueblo¡ ¡RIP Cocera y Raquel fuera de este pueblo u ¡Ormazábal dictador estas muerto!'.

Desde el Gobierno municipal lo han calificado como "atentado despreciable, insolente y grosero contra el patrimonio histórico y monumental del pueblo, que es de todos". En otros lugares del casco urbano se pueden leer insultos homófobos y avisos intimidatorios como 'Alcalde gay DEP, Alcalde RIP, Ormábal dictador fascista, Alcalde chorizo u Ormazábal puto etarra', según ha indicado el Ayuntamiento de Yebes.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de la Guardia Civil, que a primera hora se ha personado en el pueblo para levantar el correspondiente atestado de denuncia.

"Esta es la gota que ha colmado el vaso. No estamos dispuestos a consentir estas bravatas y amenazas hostiles, propias de cobardes y mercenarios que se amparan en la oscuridad de la noche y el anonimato con la unica intencion de alterar la convivencia pacifica de un municipio que desprecia estas practicas. Si creen que nos van a amedrentar, es que no nos conocen lo mas mínimo", han aseverado desde la corporación.

Desde el pasado miércoles y hasta el próximo domingo, Yebes está inmerso en sus fiestas patronales. El edil yebero, Joaquin Ormazábal, ha asegurado que se trata de un "hecho aislado que contrasta con el clima de tranquilidad y tolerancia que caracteriza la convivencia en el municipio durante el resto del año".

Joaquin Ormazábal ha lamentado "el silencio cómplice de algunos" y asegura que estas pintadas son "la consecuencia infame de agitar las aguas en determinados foros y que provoca que de aquellos polvos surjan estos lodos".

El alcalde de Yebes está convencido de que el autor o autores de estos mensajes pueden residir de forma "esporádica" en el pueblo, y ha afirmado que "nada tiene que ver con aquellos vecinos que viven habitualmente en Yebes y que trabajan cada día por mejorar las condiciones de vida del municipio".