Cerca de 500 personas se han concentrado este sábado, 24 de septiembre, en la Playa del Ayuntamiento de Torrelavega para apoyar a los trabajadores de Golden Line, que exigen una solución a la situación en que se encuentran, después de Konecta, la empresa que les subrogará en octubre, haya propuesto el traslado de toda la plantilla -unas 150 personas- a su centro de Valladolid.

Ante esto, prácticamente la totalidad de los empleados de Golden Line han asistido a una asamblea informativa desarrollada a las once de la mañana en las instalaciones del CIMA, en La Lechera, que ha contado con la presencia del comité de empresa y sus asesores.

A continuación, los trabajadores se han desplazado hasta el Ayuntamiento, donde han participado en una concentración de una hora, desde las doce del mediodía hasta la una de la tarde, y en la que han contado con el apoyo de ciudadanos y empleados de otras factorías, como la de Sniace.

Durante la protesta, han ido ataviados con camisetas y han exhibido carteles y pancartas alusivos a su problema y han exigido una solución, al tiempo que han coreado consignas.

Después de expresar su agradecimiento a los compañeros de Sniace y de otras empresas, así como a los ciudadanos que les han acompañado, los empleados de Golden Line también han manifestado su solidaridad con otros colectivos, como las encargadas de la limpieza del centro en el que trabajan, y que "también se van a quedar sin trabajo", según ha apuntado Román Benito, miembro del comité de empresa.

Para finalizar, el sindicalista ha indicado a esta agencia que continuarán con las movilizaciones a medida que vayan manteniendo reuniones con la empresa y obteniendo información.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.