Armas químicas en Siria
Un coche calcinado por un supuesto ataque químico de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad en el barrio de Sharqi al-Tijarra, en Damasco. EFE

El régimen sirio aseguró este sábado que muchos de sus soldados "vieron elementos químicos y sufrieron asfixia" cuando entraban en refugios de los rebeldes en Yobar, en la periferia de Damasco, según dijo una fuente oficial a la televisión estatal.

"Los héroes de las Fuerzas Armadas han entrado en los túneles de los terroristas en Yobar y han visto elementos químicos. Muchos soldados han sufrido asfixia", señaló la fuente, que no fue identificada.

La televisión no ofreció más detalles adicionales acerca de esta información.

Llega a Damasco la representante de la ONU

La acusación del régimen llega poco después de la llegada este sábado a Damasco de la representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Angela Kane, para intentar persuadir a las autoridades sirias de que permitan el acceso inmediato a la zona del supuesto ataque con armas químicas en la periferia de la capital.

Kane llegó a Damasco a través de la carretera que une esta ciudad con Beirut, y entró en el hotel sin querer hacer declaraciones a la prensa, informaron fuentes oficiales.

La representante de la ONU tiene previsto reunirse de urgencia con altos cargos del Gobierno La representante de la ONU tiene previsto reunirse de urgencia con altos cargos del Gobierno, a quienes instará a que permitan de inmediato la entrada de la misión de las Naciones Unidas que investiga si hubo uso de armas químicas en el suburbio de Guta Oriental, donde habrían muerto más de 1.300 personas según la oposición.

Hasta el momento, las autoridades sirias, que negaron inmediatamente ser responsables de esa acusación, no han ofrecido una respuesta a las demandas de la comunidad internacional a que se permita el acceso de los investigadores de la ONU al lugar.

El equipo, encabezado por el sueco Ake Sellstrom, ya estudia si se utilizaron armas químicas en tres diferentes ubicaciones en la guerra siria, aunque la ONU ha recibido hasta 14 informes de su posible uso.

La opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS) garantizó este viernes a la comisión de investigación su seguridad en su nombre y en el del Ejército Libre de Siria que combate en la zona.

"La comisión está a apenas 10 kilómetros de la zona: lo más razonable es que investiguen inmediatamente el suceso", señaló Badr Yamus, secretario general de la Coalición, durante una rueda de prensa celebrada en Estambul.

La oposición lo niega

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), la mayor alianza opositora siria, negó este sábado que los rebeldes posean armas químicas en su lucha contra las fuerzas del régimen del presidente sirio, Bashar al Asad.

"Las informaciones falsas que divulga el régimen suponen intentos fallidos y desesperados por disfrazar y encubrir sus reiterados y sistemáticos crímenes contra la población civil siria mediante sus medios de información", subraya la alianza en un comunicado.