El Gobierno gallego ha recibido nueva documentación "muy importante" de la empresa Mineira de Corcoesto —filial de la canadiense Edgewater—, que se encuentra evaluando "pormenorizadamente", tras el requerimiento de la Xunta a la compañía de más garantías técnicas y financieras para llevar adelante el proyecto de explotación de la mina de Corcoesto, según ha confirmado este sábado el director xeral de Enerxía e Minas, Ángel Bernardo Tahoces.

Preguntado este sábado —en una rueda de prensa que ha tratado sobre ahorro energético en empresas—, Tahoces ha remarcado que la empresa Mineira de Corcoesto ya ha remitido una extensa documentación que ha cifrado en "más de 2.000 folios" —aunque luego ha matizado que esta cantidad no es literal, sino una estimación—, que "la Xunta está estudiando pormenorizadamente".

La Xunta paralizó el pasado mes de julio el proyecto de explotación de la mina de Corcoesto al "no cumplir los requerimientos técnicos y económicos" para ser aprobado, de forma que comunicó a Mineira de Corcoesto que "no autoriza" estos planes al menos que cumpla "las máximas garantías de viabilidad".

Por ello, Tahoces ha informado de que, actualmente, "se están evaluando pormenorizadamente" los aspectos que afectan a la viabilidad económica y solvencia financiera de la empresa, así como "las reservas existentes en el yacimiento".

"Este es un proyecto importante y, por tanto, requiere de un estudio pormenorizado, serio y solvente", ha incidido. A esto ha agregado que "la actuación de la Xunta de Galicia en el ámbito minero está encuadrada, incardinada, dentro de estos parámetros: la modernidad, la seguridad, la sostenibilidad medioambiental y el compromiso con Galicia".

Sin plazos para tomar una decisión

En esta línea, Tahoces ha hecho hincapié en que la Xunta no se pone un plazo fijo para tomar una decisión definitiva, por lo que no habrá un pronunciamiento hasta que "se estudie pormenorizamente" toda la nueva documentación recibida de cientos de folios.

"Nosotros no queremos adoptar ninguna decisión precipitada, ninguna, queremos adoptar una decisión solvente y rigurosa", ha zanjado el responsable de Minas del Gobierno gallego.

Economía e Industria pidió en julio a la empresa que "acredite una solvencia mínima del 25% de fondos propios sobre la inversión del proyecto" —lo que supondría más de 27 millones de euros sobre el total de 110 de inversión prevista— y "un compromiso en firme del resto de la financiación, así como la documentación que acredite la capacidad técnica de la empresa para desarrollarlo".

Al respecto, Tahoces ha destacado que la Xunta "va a apostar claramente por una minería moderna, segura, medioambientalmente sostenible y comprometida con el territorio gallego" de forma que "si falla cualquiera de esas premisas fallará el proyecto" de la mina de Corcoesto.

PROYECTO

El proyecto de la mina de Corcoesto está rodeado de polémica ya que ha recibido una gran oposición social, con diversas manifestaciones e iniciativas como una petición con miles de firmas para su paralización en el que se denuncia los riesgos ambientales de una actividad que generaría "4.000 toneladas de residuos y escombros", al tiempo que ha recibido una postura contraria de los tres grupos de la oposición gallega —PSdeG, BNG y AGE—.

Este proyecto, que afecta a los municipios coruñeses de Cabana de Bergantiños, Coristanco y Ponteceso, ha provocado, de hecho, la creación de plataformas tanto a favor como en contra de su explotación.

Por su parte, tras los nuevos requerimientos del Gobierno gallego en el mes de julio, Mineira de Corcoesto dio por hecho que "cumplirá" las nuevas exigencias para llevar a cabo la actividad extractiva.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.