La Consejería de Industria, Empresa e Innovación, a través de la Dirección General de Consumo, Comercio y Artesanía, informa sobre las pautas que los consumidores pueden adoptar para que sus compras a través de Internet sean más seguras y aconseja adoptar una serie de hábitos para ello.

Realizar compras a través de Internet conlleva importantes ventajas para los consumidores como son el acceso a un amplio stock, precios más competitivos, rapidez en el proceso de compra, así como la posibilidad de disponer de mayor información sobre los productos.

Pero, por tratarse de un proceso de compra relativamente novedoso al que muchos usuarios se están adaptando, es conveniente atender a ciertos aspectos que contribuyan a una mayor seguridad en dicho proceso, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

La directora general de Consumo, Comercio y Artesanía, María Dolores Alarcón, señala que "la mayoría de los problemas en las compras por Internet están relacionados con los defectos en los productos, los retrasos en el envío de los mismos, la no conformidad con el pedido recibido o la diferencia en el precio a pagar".

A la hora de optar por la adquisición de un producto a través de una tienda online, se recomienda identificar al vendedor con el que se está tratando, buscando opiniones de otros compradores o informándose sobre un artículo antes de hacer una compra o una oferta. Una buena comunicación ayuda a asegurar una transacción sin problemas.

Tener en cuenta las condiciones que implica la compra, buscar información sobre la política de reembolso o de devoluciones, desconfiar de las ofertas no solicitadas o de los e-mails con grandes ofertas y descuentos especiales, son otros de los aspectos a los que los consumidores deben atender para evitar problemas cuando realizan compras en línea y no ser victima de fraudes o timos.

Así, Alarcón consideró en cuanto a los elementos técnicos de los que disponen los ciudadanos que realizan compras en línea que "los más relevantes son los que tienen que ver con el momento de hacer efectivo el pago".

Se recomienda operar con los comercios que disponen de un proceso de pago seguro para sus clientes. En el momento del pago, la dirección de la página Web cambiará de 'http' a 'https', indicando que se entra en un área segura, lo cual indica que toda la información durante la transacción estará cifrada.

Cuando la página Web requiera darse de alta como usuario, se debe elegir una contraseña lo más segura posible, evitando palabras cotidianas, nombres familiares o fechas de cumpleaños, combinando letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.

"La contraseña tanto de las plataformas de pago como el código de la tarjeta de crédito y todas las claves relacionadas con entidades financieras en general, han de ser distintas", recordó María Dolores Alarcón.

Para mayor seguridad en la recepción de la compra, es conveniente que ésta incluya el número de seguimiento, a fin de poder conocer en todo momento el estado en el que se encuentra el envío desde antes del empaquetado del producto hasta la recepción del mismo por parte del cliente.

Si bien los tiempos de entrega suelen variar, habitualmente para pedidos provenientes de la Unión Europea, el tiempo de entrega suele ser de una semana y para pedidos de fuera de ésta, suelen ser de 5 a 20 días.

Asimismo, las entidades financieras cuentan con sistemas destinados a que sus clientes puedan operar con mayores garantías de seguridad en Internet, como son las plataformas de pago seguro o tarjetas prepago, cuyo saldo disponible se limita al que el cliente haya ingresado antes de iniciar el proceso de compra.

Finalmente, es esencial revisar regularmente los estados de la cuenta bancaria y, en caso de encontrar discrepancias en alguna compra, ponerse en contacto inmediatamente con la entidad financiera para que detengan ese pago y cambien el número de su tarjeta de crédito.

Consulta aquí más noticias de Murcia.