La concejala de Foro Oviedo, Belén Arganza, ha calificado de "lamentable" lo que viene sucediendo en las últimas semanas con sombras de sospecha sobre las contrataciones para las fiestas de San Mateo y cruces de acusaciones entre los grupos de la izquierda, el equipo de gobierno y la Asociación de Hostelería. Frente a esas polémicas, desde Foro apuesta por un "cambio de modelo" de las fiesta de la ciudad.

A través de una nota de prensa, Arganza considera que se está perdiendo tiempo para sentar las bases del futuro. "Podíamos apoyar un nuevo modelo festivo para la ciudad; un modelo más limpio, más serio, más participativo y con menos opacidad en la administración de los espacios, pero lo que estamos viendo es similar a lo que había. Más de lo mismo. Se vuelven a dar chiringuitos a dedo", ha dicho.

Foro apuesta por un cambio en el modelo festivo consensuando intereses de hosteleros, asociaciones y demás ciudadanos ovetenses, "con transparencia y plazos suficientes a fin de llegar al mayor consenso posible".

"Se está hablando de ciertas personas que pretenden llevar parte del modelo festivo 'a dedo' para prorrogar un sistema en el que los portavoces mas cualificados son los señores del PSOE e IU, que tienen un montaje fiscalmente inexplicable", ha indicado.

A su juicio, el actual modelo de los chiringuitos vino a "prostituir" el modelo inicial, porque en su origen se había hablado de que fuesen las asociaciones de vecinos y festejos las que participasen en el modelo festivo, pero "se ha quedado en un pretexto para que ciertos partidos hagan caja, por cierto, muy dudosa desde el punto de vista fiscal".

Consulta aquí más noticias de Asturias.