Hipotecas
En España, la inmensa mayoría de hipotecas se vinculan al euríbor. G3

El euríbor a doce meses, la referencia más utilizada en España para calcular el precio de las hipotecas, terminará agosto en torno al 0,540%, ligeramente por encima del 0,525 % de julio, pero abaratará de nuevo estos préstamos.

En concreto y a falta de sólo cinco sesiones hábiles para que termine agosto, la media del indicador se sitúa en el 0,540%, con lo que una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años que se revise utilizando este dato se reducirá en unos 270 euros al año, alrededor de 22,5 euros mensuales.

A lo largo del mes de agosto, el euríbor ha pasado del 0,531% registrado el día 1, su nivel mensual más bajo, al 0,552% del pasado viernes, pero ha perdido 0,336 puntos frente a agosto de 2012, lo que permite que las hipotecas puedan volver a bajar.

El euríbor evoluciona en la misma línea que los tipos de interés, es decir, en función de las subidas o bajadas del precio del dinero en la zona del euro que aprueba el Banco Central Europeo (BCE), que en su última reunión dejó los tipos en el mínimo del 0,5 %.

La caída del euríbor no supone siempre una rebaja en las hipotecas ya que algunas están sujetas a las llamadas 'cláusulas suelo', que fijan unos intereses mínimos En lo que va de 2013, febrero cerró con el euríbor más alto, muy próximo al 0,6% (0,594%) frente al significativo descenso de mayo, el mínimo histórico del 0,484%.

Desde 2007, el euríbor ha oscilado entre el máximo del 5,393%, alcanzado en julio de 2008, y el mínimo del pasado mayo (0,484%).

No obstante, la caída del indicador no supone siempre una rebaja en las hipotecas puesto que algunas están sujetas a las llamadas cláusulas suelo, que fijan unos intereses mínimos que impiden a los clientes beneficiarse de determinadas bajadas del euríbor.

Unas cláusulas que las entidades ya han comenzado a retirar, tras la sentencia del Tribunal Supremo del 9 de mayo que las declaraba nulas en caso de que hubiera habido falta de transparencia.