La Asociación Arrabal-AID y el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) están impartiendo en la cárcel provincial de Alhaurín de la Torre (Málaga) el curso 'Buscando formación y empleo', dirigido a jóvenes reclusos con el objetivo de capacitarlos a la hora de conseguir un trabajo tras su salida de prisión.

Esta actividad se incluye en el programa formativo del IAJ, que pretende capacitar a un grupo de 15 internos, con edades comprendidas entre los 18 y los 27 años, en el manejo de los hábitos necesarios para la consecución de un empleo, mostrando recursos y alternativas que potencien su motivación hacia la formación y el trabajo y favorezcan su inserción.

En cuanto a los contenidos que se están abordando, destaca la información sobre el mercado de trabajo, la identificación de recursos laborales, el diseño del currículo y la carta de presentación, así como las herramientas para la búsqueda de formación y empleo a través de Internet y las redes sociales.

A esto hay que sumar también las sesiones sobre intereses profesionales, para que cada joven convierta sus gustos y aficiones en una verdadera salida laboral, y de iniciación al emprendimiento, con el objetivo de descubrir los tipos de empresas, cómo desarrollar una idea de negocio y de qué forma pueden llegar a convertirse en sus propios jefes.

Con una duración de 25 horas, el curso se desarrolla los martes y viernes de agosto en la prisión de Alhaurín de la Torre mediante sesiones teóricas y casos prácticos para dar a conocer una realidad diferente a la que estos jóvenes viven a diario en la cárcel.

La técnica de empleo responsable del curso, Francisca Gracia, ha señalado a Europa Press que "lo que verdaderamente hacemos con estos jóvenes es una preparación a la libertad, proporcionándoles mecanismos que favorezcan su crecimiento personal y eviten su regreso a la cárcel".

La colaboración de Arrabal-AID y el IAJ por una mejor formación de la población joven reclusa de Alhaurín de la Torre comenzó en 2006. Desde entonces se han celebrado acciones formativas relacionadas con las habilidades sociales para el empleo, la cultura emprendedora, el liderazgo empresarial o la comunicación eficaz.

Proyectos en la cárcel

Reconocida como entidad de utilidad pública a nivel estatal, la Asociación Arrabal-AID desarrolla en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre distintos proyectos de orientación laboral, fomento del autoempleo y animación cultural.

Entre todos ellos, destacan el Servicio de Acompañamiento Laboral (SAL), que capacita a los beneficiarios para la búsqueda activa de empleo, y 'Emprender el vuelo', que fomenta el espíritu emprendedor entre la población reclusa, ayudando a perfilar ideas de negocio para su implantación tras la salida de prisión.

Consulta aquí más noticias de Málaga.