Més per Palma ha considerado que el regidor de Medio Ambiente y presidente de Emaya, Andreu Garau, "es un irresponsable porque amenaza con la privatización de parte del servicio de limpieza si los trabajadores no aceptan sus condiciones".

Los econacionalistas han entendido que esto "supone dinamitar cualquier posibilidad de negociación sobre las condiciones laborales". Además, en un comunicado, la regidora de MÉS, Marisol Fernández, ha acusado a Garau de ser "poco democrático" por "negarse a reunirse con los representantes legales de los trabajadores".

Según ha explicado el grupo, los propios trabajadores han manifestado reiteradamente su voluntad de negociar. "En un proceso de negociación la vía del diálogo debe estar abierta, de lo contrario no se puede producir nunca un entendimiento, sino que se acaba con una imposición, que es lo que Garau está propiciando".

Finalmente, MÉS ha acusado al presidente de Emaya de "incitar al conflicto" con los representantes sindicales y le ha instado al diálogo con los empleados de la empresa pública "porque es su obligación". Fernández ha destacado que está en juego un servicio público tan importante y con tanta repercusión social como es el de limpieza, y le ha pedido que actúe con "responsabilidad".