Villar de Torre celebrará, como preludio a sus fiestas de Acción de Gracias, el Festival de la Patata Brava, que alcanza su XVIII edición convertido en uno de los más atractivos reclamos culinarios del calendario festivo de nuestra tierra.

Es así como esta localidad riojalteña rinde homenaje al tubérculo, producto que forma ya parte de sus señas de identidad como elemento clave de desarrollo económico y como aditamento indispensable de su variada y rica gastronomía. Y lo hace precisamente cuando acaba de iniciarse la campaña de recolección, que este año se anuncia abundante en cantidad y de alta calidad.

Durante el Festival, que está organizado por el Ayuntamiento y por la Asociación Cultural San Juan Bautista, y que dará inicio a las 13 horas en la plaza del pueblo, se repartirán alrededor de 2.500 raciones de patatas bravas, agradablemente preparadas por 60 jóvenes de esta asociación, servidas en un plato de barro conmemorativo de este evento y acompañadas por un vaso de vino de la zona.

En su elaboración se emplearán 600 kilos de patatas, 120 de salsa mahonesa y 80 de tomate.

A las 17,00 horas habrá partidos de pelota profesionales en el que participarán los hermanos Merino naturales de la localidad gallota de Villar de Torre. Tras una lesión en la mano, Merino II reaparecerá en su pueblo para deleitar con su juego al pueblo acompañado de Titín III.

Los partidos de pelota enfrentarán en primer lugar a Retegi BI y Rezusta contra Gorka y Cecilio. Y en el partido estelar se enfrentan Titin III y Merino II contra Martínez de Irujo y Merino.

Las entradas para los partidos de pelota ya se pueden adquirir en el bar de Villar de Torre Limón y Na y durante el Festival de la Patata Brava. Venta anticipada: 25 euros y en taquilla 30 euros.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.