La introducción del carnet por puntos no ha tenido efecto en Barcelona en cuanto a la reducción de los accidentes de tráfico ya que sólo lo hizo en un 2,9% durante el 2006, según el balance que ha hecho público hoy el Ajuntament de Barcelona.

Estos datos contrastan con las cifras del total de Catalunya que constata que la mortalidad en las carreteras catalanas se redujo un 11% a lo largo de todo el año y un 20% en el segundo semestre coincidiendo con la aparición del carnet.

El concejal de Seguridad y Movilidad, Ferran Julián, ha asegurado que se ha conseguido "cambiar la tendencia" ya que se han reducido los accidentes en la ciudad, con un total de 10.875 respecto a los 11.196 del 2005.

29 de las 48 personas muertas en Barcelona en accidente de tráfico iban montadas en moto
También se han reducido los accidentes con heridos que fueron 9.821 por 10.875 del año anterior.

48 víctimas mortales

Los siniestros que se produjeron en la ciudad en 2006 causaron 12.887 heridos y 48 muertos, uno menos que en 2005.

Del total de muertos en accidente, 29 iban en una motocicleta ya fuera como conductor o como pasajero.

Una de las principales preocupaciones del consistorio es el aumento del 13,7% en los accidentes en las que se vieron implicadas motos con un total de 4.234 vehículos.

A pesar de asegurar que la campaña que el ayuntamiento puso en marcha el pasado mes de julio para reducir los motoristas implicados en accidentes "están funcionando bien", Julián hizo de refilón autocrítica afirmando que "hay que profundizar más" en este tipo de iniciativas.