La Generalitat reforzará la vigilancia de los centros de fauna de la Comunitat Valenciana ante el robo de 94 tortugas mediterráneas (Testudo hermanni) del Mas de les Tortugues, centro ubicado en el Parque Natural del Desert de Les Palmes y dedicado a la recuperación de esta especie que se encuentra en peligro de extinción.

El conseller de Territorio y Vivienda, Esteban González Pons, ha explicado que la "Testudo hermanni" es una especie protegida, por lo que los biólogos de la Conselleria de Territorio y Vivienda sospechan que la finalidad del robo es la venta de los ejemplares sustraídos en el mercado negro.

Comerciar o traficar con especies amenazadas o en peligro de extinción es un delito recogido por el Código Penal
En este sentido, González Pons, ha recordado que comerciar o traficar con especies amenazadas o en peligro de extinción es un delito recogido por el Código Penal que se castiga
con penas de hasta dos años de prisión.

Para el titular de Territorio, "aquellos que compran animales protegidos son cómplices del mismo delito".

La Conselleria ya ha interpuesto la correspondiente denuncia ante el servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA).

González Pons ha advertido que las 94 tortugas mediterráneas robadas están marcadas y censadas y ha hecho un llamamiento para que no se compren ejemplares de especies de fauna protegidas, "porque lo único que se consigue con esta irresponsabilidad es abocarlas a la extinción".

Una llamamiento de concienciación a la sociedad
"Pido a todos los amantes de la naturaleza y, en especial a los niños, que nos ayuden a encontrar las tortugas. Si identifican las marcas en el caparazón les rogamos que llamen al 112", ha continuado. Según el conseller, "las tortugas robadas pertenecen a la Generalitat, por lo que se ha robado al pueblo valenciano.

Si en lugar de ser tortugas se tratase de un cuadro del San Pío V o del IVAM todo el mundo destacaría la gravedad del robo, y en el caso de los animales no debe haber condescendencia, es aún peor porque se está traficando con seres vivos".

Plan de Recuperación de la Tortuga Mediterránea
La Conselleria de Territorio y Vivienda desarrolla desde 1995 acciones para recuperar esta tortuga autóctona.

El paso más importante fue la aprobación, a principios del pasado año, de un Plan de Recuperación, en el que se establecen medidas para conseguir salvar a esta especie, que llegó a darse por extinguida en la Comunitat Valenciana.

La Conselleria realiza sueltas de estas tortugas en espacios naturales de la Comunitat que ofrecen a esta especie su hábitat ideal
El objetivo del proyecto es la creación de poblaciones estables en diferentes puntos de la comunitat.

Ya se ha logrado recuperar la especie a partir de la cría en cautividad y de cesiones de ejemplares por parte del Govern Balear.

Es el caso del Parque Natural de la Serra d'Irta, donde existe constancia de que se reproducen en la naturaleza.

Por ello los técnicos de la Conselleria esperan poder contar pronto con una población numerosa y estable en Irta.

En opinión de Esteban González Pons, "uno de los aspectos más importantes para asegurar el éxito del Plan de Recuperación de la Tortuga Mediterránea es la educación y divulgación del proyecto, para que la sociedad se conciencie sobre la importancia de salvaguardar las especies de fauna protegidas".