Monedas de dos euros
Monedas de dos euros. ARCHIVO

Comisiones Obreras (CC.OO) ha denunciado que el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), que garantiza a los trabajadores la percepción de salarios e indemnizaciones por despido a causa de insolvencia o concurso de la empresa, acumula más de 162.000 expedientes sin resolver como consecuencia de los recortes presupuestarios y de personal efectuados por el Gobierno.

El número de trabajadores en el Fogasa ha disminuido al no cubrirse las vacantes tras los recientes ajustes El sindicato señala que la crisis, que ha llevado a muchas empresas a la quiebra, ha supuesto un "notable aumento" de la carga de trabajo para los empleados del Fogasa, "que lejos de ver ampliado su número, han disminuido al no cubrirse las vacantes por los ajustes efectuados por el Gobierno".

En este sentido, CC.OO. explica que, pese al buen trabajo y esfuerzo de los trabajadores del Fogasa, se están produciendo retrasos en el cobro de las prestaciones, que en las unidades provinciales más importantes supera ya los doce meses, "con las graves consecuencias que ello genera para los trabajadores afectados".

La organización que dirige Ignacio Fernández Toxo ha reprochado al Gobierno que, en lugar de dar solución a los problemas del organismo, recortara para este año el presupuesto del Fogasa para prestaciones en un 33%, hasta los 843 millones de euros.

En este punto, el sindicato ha advertido de que en el periodo enero-julio "prácticamente se ha agotado el presupuesto de todo el año", lo que ha obligado a habilitar una autorización de gasto adicional para prestaciones de 530 millones de euros, ante la previsión de que el gasto anual supere los 1.400 millones.

Por todo ello, CC.OO. reclama la contratación de nuevo personal y, superado el colapso actual, se adopten medidas estructurales para que pueda cumplir adecuadamente con sus funciones.

El gasto llega a los 824 millones hasta julio

El gasto del Fogasa en prestaciones se situó en los siete primeros meses del año en 824,4 millones de euros, lo que supone un 12,6% menos que en igual periodo de 2012, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Cataluña fue la Comunidad Autónoma en la que mayores pagos del Fogasa se efectuaron hasta julio, con 199,9 millones de euros, seguida de Andalucía (99,9 millones), Comunidad Valenciana (88,2 millones), Madrid (60,4 millones), País Vasco (60,2 millones), Galicia (50,17 millones), Castilla y León (49,05 millones), Castilla-La Mancha (40,7 millones), y Canarias (34,5 millones).

A continuación se situaron Aragón (29,9 millones), Baleares (22,2 millones), Extremadura (19,2 millones), Murcia (18,7 millones), Navarra (15,05 millones), Cantabria (14,05 millones), Asturias (11,2 millones), y La Rioja (10,09 millones).