Grupos de franceses organizan peleas con puños y navajas en la Costa Daurada para divertirse

  • El pasado fin de semana los Mossos detuvieron a 17 personas en dos intervenciones, una en un hotel y la otra en el parking de una discoteca.
  • Hubo dos encuentros violentos en los que usaron puños americanos y armas blancas. Hubo un herido grave, con un corte en el cuello.
  • Hace años que jóvenes procedentes de la 'banlieue' de las ciudades francesas del sur bajan a Salou y sus alrededores para divertirse de este modo.
Una furgoneta de los Mossos d'Esquadra patrulla en la entrada de una discoteca, en una imagen de archivo.
Una furgoneta de los Mossos d'Esquadra patrulla en la entrada de una discoteca, en una imagen de archivo.
Bertran Cazorla/ACN

Grupos de jóvenes franceses bajan hasta la Costa Daurada (Tarragona) para divertirse, pero no sólo emborrachándose. El principal entretenimiento consiste en pelearse. Organizan encuentros entre ellos pero algunos pueden ser especialmente violentos, con puños americanos e incluso navajas.

Este ha sido el caso de las dos últimas peleas llevadas a cabo el pasado fin de semana en Salou y sus alrededores y que acabaron con un herido grave y once detenidos.

Estos encuentros organizados no son novedad. Según relataban los Mossos ya hace años que grupos de ciudadanos franceses, de origen magrebí y residentes en la banlieue, las afueras de las grandes ciudades del sur del país vecino, como Marsella, bajan a veranear o a pasar unos días en la Costa Daurada. Dentro de sus diversiones, se encuentra también la de organizar peleas entre ellos. Eso sí, no provocan altercados con otros grupos.

Según confirmaba un portavoz de los Mossos d'Esquadra, la madrugada del sábado al domingo, en un hotel de Salou, la policía tuvo que intervenir dado que un grupo de franceses se estaba peleando. El encuentro era violento y empleaban puños americanos. La operación policial terminó con seis detenciones.

Tan sólo un día después, un grupo más numeroso protagonizó otro encuentro violento en el aparcamiento de una conocida discoteca de la zona de La Pineda, en Vila-seca. Según relataban fuentes policiales, la "pelea fue multitudinaria" y se emplearon armas blancas. Hubo un herido de gravedad, con un corte en el cuello, "a un milímetro de la yugular", que no obstante, salvó la vida.

En esta operación, los Mossos detuvieron a once personas con cargos de lesiones y desobediencia contra la autoridad. Dos de los detenidos trataron de atropellar a agentes de la policía cuando intentaban huir del parking; fueron acusados de conducción temeraria y atentado contra la autoridad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento