Aviación estadounidense
Fotografía distribuida por la Fuerza Aérea de EEUU que muestra un avión de combate AC-130, el mismo modelo que se está utilizando en Somalia (Foto: Efe) Efe

Los ataques aéreos efectuados por la Fuerza Aérea de Estados Unidos contra supuestos reductos de miembros de Al Qaeda en el sur de Somalia han matado a "ocho terroristas" y conducido a la captura de otros cinco, según afirmó este miércoles en Adis Abeba el primer ministro etíope, Meles Zenawi.

En Mogadiscio, un portavoz de la presidencia somalí informó de que uno de los muertos de Al Qaeda era Fazul Abdullah Mohammed, uno de los organizadores de los atentados perpetrados en 1998 por la organización contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, en los que perecieron 224 personas.

Zenawi aclaró que los cinco extremistas capturados están heridos y que fueron apresados por las tropas etíopes que se encuentran en Somalia en apoyo del Gobierno federal de Transición del país. Asimismo, dijo que otros siete lograron huir.

El primer ministro etíope subrayó que las operaciones de sus fuerzas contra las milicias de la Unión de Cortes Islámicas (UCI) de Somalia están "casi completas" y que los militares etíopes están actuando en conjunto con los estadounidenses, que proveen la información de inteligencia.

Las milicias de la UCI se apoderaron en junio pasado de Mogadiscio y otras ciudades estratégicas del sur de Somalia, donde impusieron un régimen integrista basado en la "sharia" (ley islámica) e intentaban hacerse con el resto del territorio.

Etiopía se involucró en el conflicto somalí al sentirse amenazada por el avance de los militantes islámicos
Etiopía se involucró en el conflicto somalí al sentirse amenazada por el avance de los militantes islámicos, que estaban siendo pertrechados y apoyados por fuerzas de Eritrea, su antigua enemiga, con la que aún mantiene una disputa por la delimitación de su frontera común.

Por su parte, Estados Unidos ha lanzado desde el lunes pasado tres ataques aéreos contra posiciones de los milicianos islámicos somalís -a los que acusó de haber acogido a dirigentes y miembros de Al Qaeda- en la región próxima a la frontera de Somalia con la vecina Kenia.

La Fuerza Aérea estadounidense ha utilizado para ello aviones AC-130 y helicópteros de combate basados, probablemente, en las bases de una fuerza de despliegue rápido que mantiene en Yibuti, pequeño país enclavado entre los territorios de Eritrea, Etiopía y Somalia.

Washington ha enviado asimismo a las costas somalís a un grupo de batalla naval encabezado por el portaaviones "Eisenhower" a fin de impedir la huida a través del Índico de los dirigentes islámicos somalís y los miembros de Al Qaeda.

"Numerosos muertos"

Los vecinos piden a EEUU que detenga el ataque por la muerte civiles

Uno de los residentes de la zona aledaña a Ras Kamboni, un poblado costero cercano a la frontera de Kenia donde se está produciendo la ofensiva, Ali Omar, fue testigo del último ataque de EEUU. "Las Fuerzas Aéreas estadounidenses continúan bombardeando el área y han matado a más de siete personas hoy", afirmó Omar.

"Le suplicamos al Gobierno de EEUU que detenga los ataques aéreos y deje de matar a personas inocentes", agregó.

Las críticas internacionales se levantan contra Washington después de que en los últimos dos días hayan muerto más de 30 civiles por causa de los ataques.

Ban Ki-Moon expresa su preocupación

La ofensiva estadounidense cuenta con el beneplácito del gobierno de transición somalí

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha expresado su preocupación por los ataques de EEUU, que están afectando a la población civil del país, y sobre la nueva dimensión que este tipo de acciones puede introducir en el conflicto.

Sin embargo, el Gobierno de transición somalí ha aprobado la ofensiva estadounidenses y la calificó de "solución correcta, en un momento oportuno en la lucha mundial contra el terrorismo".