Banesto registró un beneficio neto atribuible de 1.451,3 millones de euros en 2006, lo que representa un incremento del 154,4% respecto al año anterior, gracias a las plusvalías generadas por la venta de la inmobiliaria Urbis, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El margen de intermediación ascendió a 1.235,1 millones de euros, un 11,4% superior al alcanzado en 2005, avance resultante del crecimiento equilibrado y sostenido del negocio, junto a una adecuada gestión de precios y diferenciales.

Hemos superado los objetivos marcados

El margen de explotación se situó en 1.169,3 millones de euros, lo que supone un avance del 15,7%, un crecimiento superior al del margen ordinario que fue del 10,9%, hasta los 1.983,4 millones de euros.

La inversión crediticia, por su parte, creció un 25,2%, con una morosidad del 0,42%, frente al 0,49% que registraba en diciembre de 2005.

Los recursos gestionados de clientes contabilizados a 31 de diciembre de 2006 fueron de 69.022 millones de euros, un 28,6% más.

La entidad destacó que 2006 ha sido "un nuevo año de crecimiento rentable y eficiente, consiguiendo avances significativos en márgenes y ratios, superando los objetivos marcados para este año".