La Cámara de Representantes de EEUU aprobó hoy un proyecto de ley para mejorar la seguridad en el país y poner en marcha las recomendaciones de la Comisión que investigó los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En una votación en la que 299 votaron a favor y 128 en contra, los legisladores aprobaron poner en práctica una serie de recomendaciones de esa comisión hasta ahora bloqueadas, como el registro del cien por cien de los cargamentos que lleguen por vía aérea o marítima al país, en busca de posibles explosivos.

Los críticos con las nuevas medidas aprobadas argumentan que es materialmente imposible ponerlo en práctica

Los críticos a esa medida alegan que es imposible de poner en práctica, o hacerlo sin crear unos enormes cuellos de botella que perjudiquen al comercio mundial.

Además, el proyecto de ley prevé mejorar los equipos de comunicaciones para los trabajadores en los servicios de urgencia, mejorar la transmisión de datos de los servicios secretos a las autoridades locales y promover el desarrollo y la educación en los países pobres para atajar el radicalismo.

La medida pasará ahora para su aprobación al Senado, donde, como en la Cámara de Representantes, tiene mayoría el Partido Demócrata desde el pasado jueves, cuando se constituyó el Congreso resultante de las elecciones legislativas del pasado noviembre.

La aprobación de este proyecto de ley forma parte de una iniciativa demócrata para hacer aprobar en el Congreso una serie de leyes de seguridad y de defensa de la ética.