Al menos ocho personas han muerto y cerca de 50 permanecen atrapadas bajo los escombros de un edificio que se derrumbó esta mañana en el barrio de Civil Lines de Alahabad, en el estado de Uttar Pradesh, en el norte de la India.

El edificio, de cuatro plantas y que estaba en construcción, se derrumbó por causas aún desconocidas mientras varios trabajadores dormían en su interior, informó hoy la cadena india NDTV.

La cifra de muertos puede aumentar 

Se teme por la vida de las personas que todavía siguen sepultadas bajo los cascotes, mientras continúan las labores de rescate.

Según aseguró a la agencia PTI el magistrado del distrito Amrit Abhijat, la identidad de las víctimas se desconoce por el momento.

Poca preparación 

La poca preparación laboral de la mayoría de los trabajadores del sector en la India y las escasas medidas de seguridad empleadas, con andamios hechos con tallos de bambú atados con cuerdas, hacen que sean frecuentes los accidentes en la construcción.

La legislación laboral india prevé una indemnización de 50.000 rupias (unos 800 euros) para la familia de un trabajador de la construcción que pierda la vida en un accidente laboral.