El soldado Bradley Manning
Chelsea Manning antes de comenzar con el tratamiento de cambio de sexo. GTRES

Bradley Manning, sentenciado este miércoles en una corte militar a 35 años de prisión por la filtración de más de 700.000 documentos clasificados al portal WikiLeaks, ha asegurado que se siente mujer y quiere que a partir de ahora le llamen Chelsea.

"Soy Chelsea Manning. Soy una mujer",  escribió el soldado, según indicó su abogado, David Coombs, en un comunicado difundido por NBC's Today. En ese comunicado, el soldado expresó su intención de someterse a una terapia hormonal para dejar de ser Bradley y solicitó que desde hoy se le empiece a llamar por su "nuevo nombre", Chelsea.

Quiere someterse a una terapia hormonal para dejar de ser Bradley "Teniendo en cuenta la forma en que me siento, y me he sentido desde la infancia, quiero comenzar la terapia hormonal tan pronto como sea posible. Espero que me apoyen en esta transición", añadió el soldado en el comunicado.

Manning, que fue hallado culpable de varias violaciones de la ley de espionaje, robo de información gubernamental y abuso de su posición de analista en Irak, asegura que quiere vivir como una mujer durante el resto de su vida.

David Coomes ha indicado durante el programa en el que se ha revelado el mensaje del soldado que espera que su cliente pueda salir en libertad condicional en siete años. "Pero, en realidad, espero que sea indultado", ha añadido. "Al menos esa es mi esperanza, que el presidente (Barack Obama) le indulte", ha asegurado