La Federación de Transportes de UGT de Madrid denunció ayer que la Comunidad ha autorizado la subida de carritos de bebé desplegados en los autobuses de la EMT sin "garantías de seguridad".

UGT afirma que este hecho ha causado un "profundo malestar" entre los conductores y pide que se exima a éstos de responsabilidades.

La Asamblea adoptó esta medida en septiembre y ha entrado en vigor a principios de año.