La autopsia practicada al bebé el domingo desveló que la niña murió de manera violenta, aunque en un principio se creyó que el fallecimiento se debió a una enfermedad o a una negligencia de su familia.